Alerta Informativa

Medicina

¿Cómo serán los cementerios en el futuro?

El crecimiento demográfico en Lima es un reto para el sector de servicios funerarios. Los complejos de nichos verticales se perfilan como la solución hacia el futuro.

¿Cómo serán los cementerios en el futuro?
A+

Lima es una megaurbe en constante crecimiento: ocho millones y medio de personas viven en la capital. El boom demográfico continúa y afecta de manera distinta a diferentes sectores. En el de vivienda, por ejemplo, los edificios por departamentos vienen reemplazando a las tradicionales casas desde hace al menos dos décadas. El terreno se vuelve escaso y su precio aumenta considerablemente.

Lo mismo ocurre en el sector de servicios funerarios. Lima Metropolitana registra 40 mil defunciones cada año, pero apenas existen 20 cementerios formales para satisfacer esta demanda. Adicionalmente, la pandemia del COVID-19 ha agravado la situación y es necesario adaptarse a ella.

Otras grandes ciudades de la región y el mundo han solucionado este problema gracias a la innovación arquitectónica de los cementerios verticales. El más grande del país es el complejo de nichos de Parque del Recuerdo, inaugurado recientemente en Puente Piedra. Con ocho pisos y una terraza de columbarios, se trata de la edificación más alta en el Perú destinada a un camposanto.

Ha sido construida sobre un terreno de 900 metros cuadrados y alberga más de 7.000 nichos y 8.000 columbarios (cubículos destinados a las urnas que contienen cenizas). El espacio para las urnas es cada vez más necesario ya que el 30% de los difuntos en Lima son cremados. La nueva propuesta viene acompañada de precios accesibles -que oscilan entre los S/ 6.600 y S/ 11.900- con planes de financiamiento y facilidades para los deudos.

“Para nosotros, el complejo de nichos representa la modernidad y perpetuidad. Valoramos mucho nuestra fe católica. Por ello el complejo está bendecido y es digno para el descanso eterno de los seres queridos. Contamos además con cuotas accesibles, posibilidad de elección de nichos contiguos para parejas, dos ascensores con capacidad para más de diez personas, ventilación permanente y seguridad permanente todo el año”, afirma Waldo Sierra, Gerente comercial del camposanto católico Parque del Recuerdo.

En el complejo de nichos se sigue también un estricto protocolo para evitar contagios de COVID-19. Se permite un aforo máximo de 10 personas en cada sepelio y solo 5 en caso de que el fallecimiento haya sido por COVID-19. Además, no se permite el ingreso de niños, mujeres gestantes o adultos mayores.

“Como medida preventiva, nuestro personal de protocolo se coloca a una distancia de dos metros de los familiares y operarios. En caso de COVID-19 o sospecha del mismo, tras finalizar cada atención, desinfectan sus gafas y desechan los guantes y cobertores de zapatos que utilizan. Para los sepelios tradicionales, también se utilizan mascarillas, guantes y se mantiene la distancia de dos metros”, agrega Sierra.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.

Vea También

Relacionado