Conozca algunas características de la miastenia gravis
A+

La debilidad muscular que genera dificultad para abrir los párpados, sonreír, hablar e incluso respirar es la característica más común de la miastenia gravis, enfermedad autoinmune que altera la conexión entre los nervios y músculos, y cuyos casos se han reportado en 24 regiones del país, informó el Ministerio de Salud (Minsa).

El médico neurólogo del Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas (INCN) del Minsa, César Caparó Zamalloa, remarcó que, si bien no existe cura para la miastenia gravis, su diagnóstico y tratamiento temprano ayuda a aliviar sus signos y síntomas.

“El tratamiento le permite al paciente llevar una vida normal, sin mayores limitaciones. En caso contrario, puede afectar seriamente la calidad de vida de los pacientes, de ahí la importancia de difundir lo que esta enfermedad representa”, enfatizó.

EN MUJERES Y HOMBRES

La miastenia gravis suele presentarse en mujeres menores de 40 años y hombres mayores de 60 años, en ambos casos mejora con el descanso, pero se vuelve más notoria durante el transcurso del día o al realizar un esfuerzo.

Para confirmar la miastenia gravis, Caparó Zamalloa sostiene que es necesario efectuar exámenes neurofisiológicos, análisis de sangre para confirmar la presencia de anticuerpos que obstruyen y cambian algunas de las señales nerviosas a los músculos, así como tomografías de tórax.

En un porcentaje de pacientes, la miastenia se localiza solo en los ojos, sin avanzar a los músculos de las extremidades, a lo que se le llama ‘miastenia ocular’. Sin embargo, en otro grupo de personas, la miastenia se expande también a las extremidades luego de algunos meses, pasando a llamarse ‘miastenia gravis’.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.