Consejos claves para tratar la diarrea generada por la nueva cepa
A+

El incremento de casos de pacientes con COVID-19 generados por la segunda ola de contagios viene reportando nuevos síntomas que podrían estar relacionados con la nueva variante del coronavirus, tales como cuadros de diarreas, un síntoma que no se presentaba frecuentemente.

La población podría confundir este síntoma como una infección estomacal que es común en la temporada de verano; sin embargo, la diarrea no debe pasar desapercibida, dado que si no es tratada de forma inmediata generará un cuadro de deshidratación que podría desencadenar en hospitalizaciones e incluso podría ser mortal, sobre todo, en niños menores de 5 años.

PUEDES VER | Recomendaciones para mantener una correcta vigilancia diagnóstica sanitaria en el Perú

Por este motivo, debido al incremento de casos a causa de la infección por COVID-19, Dra. Romy Mayta, especialista en deshidratación de B Braun, brinda recomendaciones para aquellas personas afectadas por el COVID-19 que presentan cuadros de diarrea, que podrían desencadenar en una deshidratación severa:

1. TRATAMIENTO PARA REPONER LÍQUIDOS: Durante cuadros agudos de diarrea es importante reponer líquidos y sales. Para la mayoría, eso significa beber agua, jugo o caldos, sin embargo, estos no contienen las sales y los electrolitos -minerales como sodio y potasio- que son esenciales para que el cuerpo funcione. Puedes ayudar a mantener los niveles de electrolitos estables mediante el consumo de soluciones orales, los cuales contienen una cantidad equilibrada de agua, azúcares y sales que favorece la absorción del líquido.

En el caso de los niños, también existe bebidas con electrolitos que pueden ser consumidas desde los 6 meses de edad, como Frutti Ped, el cual protege a los niños de la deshidratación generada por las actividades físicas, exposición a ambientes muy cálidos y cuadros de diarreas o vómitos.

PUEDES VER | Desarrollan un estetoscopio que detecta covid por el sonido de la respiración

2. DIETA: Es habitual que exista una pérdida de apetito durante este proceso agudo. En el caso de que desee ingerir alimentos, consume los semisólidos y de bajo contenido de fibra en forma gradual. Prueba con galletas de soda, tostadas, huevos, arroz o pollo.

Evita ciertos alimentos que pueden agravar la diarrea, como productos lácteos, alimentos grasos, alimentos de alto contenido de fibra o alimentos muy condimentados durante unos pocos días. También evita el consumo de productos irritantes como la cafeína y el alcohol.

3. ANTIBIÓTICOS: Solo debes usarlos si tu médico lo indica. Estos podrían ayudarte a tratar la diarrea provocada por bacterias o parásitos. En caso de ser un virus el que genera la diarrea, los antibióticos no te ayudarán.

4. CONSULTA CON UN ESPECIALISTA: Si después de seguir todas estas recomendaciones, la diarrea no mejora después de 7 días, presentas dolores intensos, observas sangre en las heces, fiebre o temperatura mayor a 38° C o malestar general junto a mareos, piel pálida, boca seca, entre otros, debes acudir pronto con un médico.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.