El confinamiento y sus efectos en las parejas
Foto: Freepik
A+

Este domingo se celebra el Día del Amor y es tiempo preciso para reflexionar cómo la pandemia viene golpeando las relaciones de pareja en nuestro país y cómo las mismas lo están afrontando para sobreponerse.

Frente a la nueva forma de vida, de desplazarse y de convivir en espacios reducidos por el confinamiento, el psicólogo y psicoterapeuta Manuel Saravia, director del Instituto Guestalt, indicó que “la pareja se afecta y tensiona, desgastándose emocionalmente por situaciones adversas como la pérdida de empleo, el traslado de su oficina laboral a la casa, la misma crianza de los hijos, la carga económica y las formas de cumplir con los protocolos de salubridad”.

Y es que estar 24 horas y los siete días en casa puede llegar a desesperar si no se maneja correctamente las emociones y si no se usa la inteligencia emocional para afrontar en familia el día a día. Aquí unos ‘tips’ para una mejor convivencia.

  1. Practicar la escucha activa. Algunas veces lo único que necesita la pareja es ser escuchada. Los mejores amigos pueden ser los mejores oyentes.
  2. Si una discusión dura más de 40 minutos y no se soluciona, es mejor cortar y hacer tiempo afuera 15 a 20 minutos, caminar y aprovechar para pensar en cosas que le den tranquilidad.
  3. Evitar la escalada de que uno grita y el otro grita más fuerte y terminan lastimándose mutuamente.
  4. Practicar deportes juntos: caminatas, estiramientos, bailes y ejercicios en general que fomenten el vínculo afectivo.
  5. Practicar técnicas de relajación, meditación e imaginería.
  6. Hacer masajes como una forma de caricia que acerca y ayuda a aliviar el estrés.
  7. Participar en reuniones con otras parejas. La socialización a través del Zoom u otras plataformas.
  8. Los 5 minutos de cariño es un ejercicio que todas las parejas deberían de practicar antes de dormir y sin necesidad de tener intimidad.
  9. El sentido del humor, la risa y el compartir fortalece la relación.
  10. Activar la resiliencia: pensando en lo positivo que les ha dado la vida y cómo podrían utilizar la dificultad para salir adelante.

SITUACIONES EXTREMAS

El especialista refiere que estas situaciones extremas, estresantes o inciertas pueden mover a las parejas a dos niveles: que se destruyan o afiancen más sus vínculos. “La fortaleza de una relación radica en el amor, en la comprensión, en la empatía con el otro, en la buena comunicación, en el desarrollo de la paciencia, el reinventarse”, agregó.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.