Enfermedades de transmisión sexual: Conoce las complicaciones por falta de tratamiento
A+

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) se han convertido en una verdadera pandemia a nivel mundial, ya que según datos de la OMS, 376 millones de personas las padecen, sin embargo, muchas veces ignoran que las tienen.

De acuerdo con el Dr. Ibrahín Echeverría, urólogo de la clínica Urozen: “la falta de un diagnóstico oportuno y la postergación de los tratamientos adecuados pueden traer complicaciones graves como alteraciones en el embarazo, problemas reproductivos, desarrollo de neoplasias y deterioro de la calidad de vida en general.”

Asimismo, indicó que existen ocho tipos que tienen mayor prevalencia en nuestro país. De ellas, cuatro son curables: la gonorrea, la sífilis, la clamidia y la tricomoniasis, mientras que la hepatitis B, el herpes simple, VIH y virus del papiloma humano no lo son.

“Las infecciones de transmisión sexual, diagnosticadas correctamente y atendidas a tiempo pueden evitar secuelas irreversibles, no sólo en quienes la padecen sino también en sus parejas e incluso en sus hijos”, agrega el especialista.

COMPLICACIONES

A continuación, se detallarán 5 complicaciones poco conocidas que ocurren al no tratar una infección de manera oportuna:

1. Infertilidad. Las infecciones por gonorrea o clamidia son generalmente asintomáticas, pero pueden provocar problemas de fertilidad en mujeres. Si no se tratan a tiempo, estas infecciones pueden progresar a una enfermedad pélvica inflamatoria y dañando las trompas de Falopio.

2. Trastornos neurológicos. En etapas avanzadas, infecciones como la sífilis puede ocasionar trastornos neurológicos, dificultad para coordinar movimientos musculares, parálisis, ceguera e incluso demencia.

3. Complicaciones en el embarazo. Los embarazos ectópicos, partos prematuros, defunción fetal o neonatal, conjuntivitis neonatal, neumonía o deformidades congénitas son algunas de las alteraciones causadas por una infección de transmisión sexual no tratada. Cabe resaltar que la sífilis es la segunda causa de muerte prenatal en el mundo.

4. Desarrollo de cáncer de cuello uterino. De acuerdo con la OMS, el virus del papiloma humano es el responsable de 570 mil casos de cáncer de cuello uterino al año. La detección temprana a través de las pruebas de Papanicolaou favorecerá el pronóstico de esta neoplasia. Actualmente, la vacuna contra este virus es la mejor medida preventiva.

5. Transmisión materno infantil. Este tipo de infecciones pueden pasar de la madre al hijo durante el embarazo, el trabajo de parto, el parto vaginal o la lactancia. Identificar el virus de manera oportuna puede ayudar a tomar medidas preventivas que disminuyan el riesgo de transmisión.

“Conocer las consecuencias que conllevan las ITS no curadas pueden ayudar a la población a entender la magnitud del problema y la importancia de acudir a un especialista lo más pronto posible en caso de tener la sospecha de una transmisión sexual puede evitar consecuencias mayores ya que muchas de estas son tratables e incluso curables”, finaliza.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.