INFORME. RECOMENDACIONES PARA APLACAR TRASTORNO

Epilepsia durante la gestación

Convulsiones pueden provocar disminución de la frecuencia cardíaca fetal, el aborto espontáneo por traumatismo o el nacimiento prematuro

Epilepsia durante la gestación
  • Fecha Lunes 8 de Julio del 2019
  • Fecha 12:38 pm

La epilepsia durante el embarazo representa problemas especiales. Si bien la mayoría de las mujeres con epilepsia tienen bebés sanos, es posible que se necesite atención especial durante el embarazo. Como es público, algunos medicamentos que se utilizan contra las convulsiones pueden contribuir con la infertilidad. Sin embargo, ciertos medicamentos anticonvulsivos también pueden reducir la eficacia de los métodos anticonceptivos hormonales.

Las convulsiones durante el embarazo pueden provocar disminución de la frecuencia cardíaca fetal, menor oxigenación del feto, el aborto espontáneo por traumatismo, el trabajo de parto prematuro o el nacimiento prematuro. De otro lado, el cuerpo de cada mujer reacciona de manera diferente. La mayoría de las mujeres embarazadas que tienen epilepsia continúan teniendo convulsiones, y algunas mujeres tienen convulsiones con menor frecuencia. En el caso de otras mujeres en especial aquellas que no duermen lo suficiente o que no toman los medicamentos según lo recetado, el embarazo aumenta la cantidad de convulsiones.

MEDICAMENTOS

Los medicamentos que se toman durante el embarazo pueden afectar al bebé. Los defectos congénitos, entre ellos, el paladar hendido, el defecto del tubo neural, las anomalías esqueléticas; así
como los defectos congénitos en las vías urinarias y el corazón, son algunos posibles efectos secundarios asociados a los medicamentos anticonvulsivos. Al parecer, el riesgo aumenta con las dosis más altas y si toma más de un medicamento anticonvulsivo. Si no se sufre una convulsión antes de concebir, es menos probable que se tenga una convulsión durante el embarazo. Si no se tuvo una durante dos a cuatro años, se podría reducir gradualmente los medicamentos antes de concebir y ver si se continúa sin convulsiones. Se recomienda conversar con el proveedor de atención médica antes de suspender los medicamentos. Sin embargo, para la mayoría de las mujeres es mejor continuar con el tratamiento durante el embarazo. A fin de minimizar los riesgos propios y para el bebé, el médico te recetará el medicamento y la dosis más seguros y eficaces para su tipo de convulsiones y controlará sus niveles sanguíneos durante el embarazo.

PREPARACIÓN

Antes de intentar quedar embarazada, se recomienda solicitar una cita con el proveedor de atención médica que estará a cargo del embarazo. Además, es recomendable que se vea a los otros miembros de su equipo de atención médica, como el médico de familia o el neurólogo. Ellos evaluarán cuán bien se controla la epilepsia y tendrán en cuenta cualquier cambio en el tratamiento que tenga que hacer antes de comenzar con el embarazo.

RIESGO

Además de los efectos de los medicamentos, los bebés cuyas madres padecen epilepsia también tienen un riesgo levemente mayor de sufrir convulsiones a medida que crecen. Se recomienda consultar con su médico.

¿ES NECESARIO EL ÁCIDO FÓLICO?

El ácido fólico ayuda a prevenir defectos del tubo neural, anomalías graves del cerebro y de la médula espinal. Debido a que algunos medicamentos para las convulsiones afectan la forma en la que el cuerpo usa el ácido fólico, el proveedor de atención médica recomendará un suplemento de ácido fólico en dosis altas, para comenzar a tomar, idealmente, tres meses antes de la concepción.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook Twitter.



Top
Blume envía a tribunos proyecto para admitir demanda competencial de Olaechea

Blume envía a tribunos proyecto para admitir demanda competencial de Olaechea