EsSalud aconseja protección solar y beber agua para prevenir golpes de calor en adultos mayores
A+

Llegó el verano y en esta temporada del año estamos expuestos a soportar altas temperaturas que pueden producir los denominados golpes de calor, trastorno que se caracteriza por aumentar la temperatura corporal y afectar la salud de las personas. Especialistas de EsSalud brindan una serie de recomendaciones para prevenir esta alteración en los adultos mayores.

El doctor Raúl De Stefano Beltrán, médico geriatra del Centro de Atención Primaria (CAP) Alfredo Piazza de EsSalud, explicó que entre los principales síntomas de los golpes de calor son mareos, náuseas, piel seca o enrojecida, dolor de cabeza, desmayos, falta de sudoración, calambres musculares, desorientación y confusión, que de no ser tratadas a tiempo pueden producir una muerte súbita.

PUEDES VER: Conozca qué es la otitis externa, una de las enfermedades más frecuentes en el verano

Aseveró que esta perturbación puede ocurrir en diversas situaciones como estar mucho tiempo expuesto al sol o estar en un ambiente cerrado con poca ventilación. “El problema se presenta cuando nuestro cuerpo, no es capaz de eliminar, por sí mismo, el exceso de calor y los mecanismos de regulación térmica empiezan a fallar”, acotó.

Sostuvo que el mecanismo de termorregulación de las personas de la tercera edad se va deteriorando con el avance de los años por la presencia de enfermedades crónicas que afectan al corazón, los riñones y el hígado o uso de los medicamentos para tratar esos males (diuréticos, antihipertensivos, etc.), por lo que es importante estar alertas.

Para prevenir el golpe de calor en los adultos mayores, el especialista recomendó mantenerlos hidratados, consumiendo regulares cantidades de agua o jugo de frutas bajo en azúcar y comidas ligeras.

También no deben exponerlos mucho tiempo al sol ni realizar actividades físicas en horas donde el sol y la sensación de calor son más intensos, así como usar protector solar y sombrero de ala ancha.

Asimismo, sugirió ventilar bien la casa o la habitación para que circule el aire y se mantenga fresco el ambiente, optar por ropa de algodón o telas ligeras si sale a la calle.

En caso de que el adulto mayor sufra un golpe de calor y no logre nivelar su temperatura corporal, se le debe suministrar líquidos que contengan sales hidratantes, colocarle paños de agua fría en el cuello, frente, brazos, piernas y llevarlo de inmediato a un centro de salud más cercano.

Durante el verano del 2019, el CAP Piazza atendió 30 casos de pacientes adultos mayores con golpes de calor, y en los primeros días del presente año se reportaron dos casos similares.

TAMBIÉN PUEDES VER: Brindan recomendaciones para conservar adecuadamente los medicamentos en verano

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.