EsSalud advierte los peligros de la automedicación sobre todo del dióxido de cloro
A+

Se ha hecho costumbre que ante cualquier dolencia que se nos presente, tomamos arbitrariamente la decisión de auto medicarnos, sin consultar al médico o especialista de la salud y nos dejamos llevar por los consejos de familiares o amigos, se trata de un grave error porque no consideramos el peligro al que estaríamos expuestos. Esta situación se ha incrementado sobre todo en época de pandemia con el uso de falsos medicamentos como el dióxido de cloro.

Para la doctora Claudia Matos Miranda Vocera de EsSalud, el uso del dióxido de cloro puede conllevar a la muerte. “Para empezar el dióxido de cloro no es un medicamento, es un blanqueador, como la lejía que usamos para limpiar el piso, algunas personas postulan que, por ser un desinfectante, si lo tomamos pues también tendrán un efecto desinfectante dentro de su cuerpo, nada más alejado de la realidad, su consumo en determinadas dosis podría causar náuseas, diarreas y quemaduras a nivel de esófago y estómago e incluso llegar hasta la muerte”, sostuvo.

PUEDES VER | Pacientes con artritis psioriática y artritis reumatoide mejoran su calidad de vida

La vocera de EsSalud señala que la necesidad de “Estar protegido” lleva a la confusión a muchas personas y creen que, consumiendo por ejemplo el dióxido de cloro, evitará que tengan algún tipo de contagio sin si quiera imaginar los riesgos a los que están expuestos.

“Morirse es lo peor que les puede ocurrir. El dióxido de cloro puede generar metahemoglobinemia, condición que hace que la cantidad de oxígeno que se transporta a través del torrente sanguíneo disminuya considerablemente, la persona puede morir por insuficiencia respiratoria por el consumo de dióxido de cloro”, acotó.

PUEDES VER | EsSalud vacunó a más de 160 mil adultos mayores contra influenza y neumococo

La famosa historia: “A mí me fue bien”

La doctora Claudia Matos sostiene que son los médicos los únicos preparados para determinar que medicamento prescribir. “Nosotros vamos a decidir por un medicamento en función a los beneficios que le da a una persona versus los efectos adversos que podrían tener, es decir lo evaluamos, que es lo que tienen, que es lo que sienten cual es la enfermedad sus factores de riesgo y en función a eso elegimos que medicamento darle”, añadió

Hasta el consumo habitual de anti inflamatorios, antibióticos o anticoagulantes deberían ser controlados por un médico, de no ser así señala la vocera de EsSalud, los problemas en la salud se presentarán de todas maneras, desde sangrados gástricos o hemorragias internas leves o severas, dependiendo de quien las consume, no es lo mismo que una paciente de 70 años tome 3 pastillas de un antiinflamatorio que un joven de 25, sostuvo.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.