Limón aumenta la potencia sexual
A+

El limón es la fruta medicinal por excelencia, y cura por lo menos unas 176 enfermedades. Es un gran consumidor de microbios y el mejor protector contra las enfermedades contagiosas.

Cura reumatismo, la gota, la sífilis, así como los males del estómago, gases intestinales, indigestión, acidez, obesidad, enfermedades del corazón, dolores de los riñones, de cabeza, del hígado y de la vejiga. Así como también, el mal de piedras, cálculos biliares, hemorragias, catarros, gripes, envenenamiento de la sangre, escarlatina, sarampión, insomnio, falta de apetito, caspa, calvicie, paludismo, etc.

 

PARA LA DEBILIDAD SEXUAL

No hay nada mejor que beber medio vaso de jugo de limón en ayunas, dos horas antes de tomar alimento alguno. Repita ese tratamiento mínimo por tres días consecutivos.

 

PROSTATITIS

Limón + perejil: se debe licuar el limón entero, con su cáscara, junto con una ramita de perejil bien fresco, y todos los días, en ayunas, hay que beber medio vaso de este preparado.

 

Sarampion

 

PARA LA FIEBRE, EL SARAMPIÓN…

  1. El limón es antiescorbútico. Tomando cada día el jugo crudo de doce limones, se cura y evita el escorbuto.
  2. El limón es el único para atajar toda infección febril. Tomando cada día el jugo de doce a quince limones se evita toda posibilidad de infección así como se rebaja toda fiebre por muy alta que esté. Para curar estas u otras fiebres no emplea el naturismo científico tofoterápico otro elemento que el jugo del limón crudo.
  3. El limón es indicado contra el tifus. Tomando en cantidad suficiente el jugo de este precioso fruto, las altas fiebres tíficas no resisten el elevado poder microbicida del jugo del limón crudo.
  4. El limón cura rápidamente el sarampión. A los niños, no importa la edad, puede curar el sarampión en menos de tres días, basta para ello que tomen con frecuencia y en abundante cantidad el jugo del limón con agua o bien con agua de cebolla bien hervida.
  5. El limón cura la escarlinata. En este caso las tomas de jugo de limón han de alternarse con tomas de caldo de verduras o cebolla.

 

MATA A TODOS LOS GÉRMENES…

  1. El limón cura la erisipela. Para este caso la toma de jugo de limón han de alternarse con tomas de caldo de verduras o cebolla.
  2. Cura la difteria. Pues el limón desinfecta la sangre y la garganta de una manera tan radical y segura como no puede hacerlo ningún microbicida de la medicina alópata. El limón reduce en este caso la inflamación, y gracias a la alcalinización química que produce en el momento de ingerir su jugo permite al organismo del diftérico defenderse rápidamente, sin perjudicar en lo más mínimo al cuerpo y solo ataca al mal.
  3. El limón cura y evita la viruela. La viruela es una eliminación natural del cuerpo causada por la suciedad de la sangre. El limón mata los gérmenes morbosos; por consiguiente, evita la viruela. Esto, desde luego en el caso de tomarse en gran cantidad, porque si es poca la cantidad que se toma no hace efecto.
  4. Tomándolo en suficiente cantidad, el limón en combinación con ensaladas silvestres, es muy recomendable para matar toda clase de parásitos intestinales.

hígado

PARA MALES DEL HÍGADO Y LA PRÓSTATA

  1. El limón cura las dilataciones del estómago; por esto con la condición indispensable de tomar su jugo ensalivado. El efecto astringente del limón hace que las paredes se vayan poniendo más recias y, por tanto, más fuertes para digerir, y de esta forma consigue vitalidad.
  2. Los ataques por “piedras en el hígado” y la próstata se curan con el limón.
  3. El agente más eficaz de la garganta es el limón, porque desinfecta y tonifica las mucosas de las membranas.
  4. El limón es un gran agente microbicida en todas aquellas enfermedades de carácter contagioso.