Mascarillas y respiradores para protegernos de las infecciones
A+

Tras los lamentables desastres que vienen ocurriendo en distintas regiones del país, los especialistas en salud sugieren el uso de mascarillas. Las personas que se encuentran en zonas afectadas y quienes estén realizando trabajos de remoción de tierra, piedras, escombros, limpieza, usen equipos de protección respiratoria contra el polvo que se origina con posterioridad a las inundaciones por intensas lluvias y deslizamientos (huaicos), recomendaron los médicos.

Estos agentes contaminantes podrían ocasionar enfermedades diversas, teniendo como puerta de ingreso al organismo a las vías respiratorias y de ingestión.

Por ello, el gerente técnico de Personal Safety de 3M, Fernando Agüero indicó que las mascarillas se usan como medida de protección para disminuir la probabilidad de contaminar por vía aérea a aquellas personas con quienes se encuentra, o a aquellos objetos con los que trabaja.

Asimismo, señaló que un respirador se utiliza para proteger a la persona que lo utiliza de los elementos contaminantes suspendidos en el aire susceptibles de ser inhalados y que podrían originar una enfermedad, ya sea por aspirar partículas biológicas (virus, bacterias) o por la inhalación repetida e intensa de partículas del ambiente (como polvo).

respiradores

 

¿En qué momento se usa?

Fernando Agüero comentó que los respiradores se utilizarían en situaciones donde pudiera existir riesgo de contagio o de inhalación de virus y/o bacterias. Por ejemplo, en la atención de pacientes con alguna enfermedad de transmisión por vía aérea en lugares como Hospitales o en actividades de Construcción, Soldadura, etc., en donde hay riesgo de inhalación de partículas.

 

Otros usos:

Por otro lado, las mascarillas podrían ser utilizadas por personas que sirven alimentos o intervienen en el proceso de elaboración de productos comestibles, a fin de que no los contaminen con partículas de saliva expelida de su organismo.

Fernando Agüero especificó que si bien las mascarillas como los respiradores son sometidos a exigentes pruebas antes de salir al mercado, ambos productos se diferencian en su uso. La mascarilla deja espacios entre sus bordes y el rostro por donde podría pasar el aire sin ser filtrado, mientras que el respirador permitirá el  lograr sello facial, superando exitosamente la prueba de ajuste.

Finalmente, es importante recalcar que la duración de ambos elementos de seguridad estará determinada de acuerdo a su capacidad de proteger al usuario al tener intacto el producto y cada una de sus partes.