¡Osteoporosis y cálculos se cura con cola de caballo!
A+

Crece junto a los ríos, arroyos, bordes de paredes húmedas. Sus tallos son rectos marrón pálido, huecos y duros, muy ásperos al tacto que crecen a partir de rizomas muy vigorosos.

 

PROPIEDADES MEDICINALES

USO INTERNO

– Metabolismo: La cola de caballo constituye una de las especies más diuréticas de todas las plantas. Es decir que posee una gran capacidad para eliminar agua del cuerpo, hasta el extremo que puede llegar a aumentar la orina en un 30 % más de lo que es habitual. Esta planta se ha venido utilizando tradicionalmente en enfermedades relacionadas con los problemas de retención de líquidos. En este sentido se puede considerar la cola de caballo como uno de los mejores depurativos que se puede utilizar para el tratamiento de las siguientes enfermedades o problemas metabólicos:

  • La obesidad o hidropesía.
  • El exceso de ácido úrico.
  • Enfermedades reumáticas, como la artritis o la gota.
  • En enfermedades del aparato urinario, especialmente cuando se produce poca producción de orina. Lo que se conoce médicamente como oliguria, con la consiguiente probabilidad de desarrollar piedras en los riñones (cálculos renales). O enfermedades de la vejiga urinaria (cistitis), problemas de próstata (prostatitis), etc.

* Decocción durante 30 minutos de 100 g de la planta seca por litro de agua. Tomar un par de tazas al día. 2 cucharadas de zumo fresco diluido en agua al día. 3 g de extracto fluido al día. Se vende en farmacias y herbolarios.

 

– Hemorragias: El equiseto o cola de caballo es un buen remedio para detener las hemorragias. Pues los ácidos péctico y gálico constituyen buenos hemostáticos que detienen la pérdida de sangre. Por lo tanto su uso será apropiado en situaciones en las que se produce una pérdida de sangre más grande de lo normal: reglas demasiado abundantes (metrorragia), sangrados uterinos, sangrados frecuentes de nariz, esputos sanguinolentos, presencia de sangre en la orina, etc.

* Tomar tres tazas al día de la preparación anterior o 6 g de extracto fluido al día.

 

huesos

– Remedio para los huesos: Por su contenido en silicio, esta planta se recomienda cuando se presenta una necesidad de que el cuerpo repare tejidos óseos que se encuentren en mal estado, fruto de algún traumatismo o de la propia descalcificación corporal. El sílice ayuda a fijar el calcio. Por lo que el cuerpo puede almacenar más cantidad de este mineral y consigue formar huesos o tendones en mejor estado. Será muy interesante utilizar esta planta cuando se haya producido alguna fractura en algún hueso o ligamento, o en las distensiones de estos últimos. Igualmente será recomendable en aquellos casos en que se produzca una perdida anormal de calcio o una mala fijación del mismo, tal como ocurre en la osteoporosis.

 

USO EXTERNO

– Cabello: Por su contenido en silicio resulta también adecuada para mantener el cabello en buen estado. Ayudando en la prevención de la calvicie o en la aparición de la caspa.

* Infusión de una cucharadita de planta seca por taza de agua. Tomar una taza al día.

 

– Uñas: Igualmente este elemento fortalece la uñas frágiles o quebradizas e impide que se rompan con tanta facilidad.

* Infusión de una cucharadita de planta seca por taza de agua. Tomar una taza al día.

 

– Piel: Usado externamente posee propiedades astringentes y vulnerarias que resultan útiles en el tratamiento de enfermedades de la piel, como eccemas, o en heridas que presentan dificultades en su curación.

Limpiar la zona afectada con la infusión de una cucharadita de hojas secas por taza de agua.

piel suave

TOXICIDAD

Al tratarse de una planta con propiedades diuréticas tan potentes, su uso interno puede llegar a producir problemas en la tensión arterial. Por otra parte su uso prolongado, por la presencia de ciertos componentes, puede resultar tóxico. Antes de utilizar, se recomienda consultar con el médico. No debe administrarse durante el embarazo ni la lactancia.