Poderosa espinaca para males cardiacos
A+

Las espinacas fueron cultivadas por vez primera en la China. En el siglo XI los españoles la llevaron a España y de ahí pasó a toda Europa sobre el siglo XV. Existen tres especies de espinacas, todas ellas se cultivan como planta alimentaria, bien para comer sus hojas maduras cocidas o, cuando son tiernas, en ensaladas.

 

anticancerigeno

ANTICANCERÍGENO

Las espinacas constituyen unos de los alimentos anticancerígenos más destacados. Se ha comprobado que la ingestión de este alimento inhibe la aparición de los tumores cancerosos, especialmente el cáncer de pulmón, por lo que aquellas personas que tienen el hábito de fumar deberían incluir esta verdura como un alimento habitual dentro de sus comidas. La razón de esta propiedad se encuentra en su riqueza en betacarotenos, superior a la zanahoria, la que tradicionalmente se ha considerado como la reina de este componente.

Los betacarotenos son precursores de la vitamina A.

El betacaroteno es un carotenoide. Se trata de un pigmento vegetal que, una vez ingerido, se transforma en el hígado y en el intestino delgado en vitamina A.

Es un componente antioxidante que favorece la no aparición del cáncer, especialmente el de pulmón, boca y estómago.

 

 males-cardiacos

PARA MALES CARDIACOS

También se ha demostrado que previene la aparición de enfermedades del corazón. Además, como se transforma en vitamina A, resulta una manera adecuada de beneficiarse de las propiedades de esta vitamina, sin el peligro de intoxicación que puede suponer una sobreingestión de la misma.

Un exceso de betacaroteno lleva a un estado de hipercarotenodermia, que se caracteriza por una coloración amarillenta de la piel, que es inocua y desaparece sin secuelas cuando se deja de ingerir alimentos ricos en betacarotenos.

Además de los betacarotenos, su riqueza en clorofila también contribuye a realzar sus propiedades anticancerígenas. Es especialmente interesante ingerir su jugo para aprovecharnos de estas propiedades.

Entre los antioxidantes más potentes de esta planta se encuentra el ácido alfa-lipoico. Un componente que durante algún tiempo fue considerado como una vitamina más del grupo B. Cuyas propiedades antioxidantes han sido muy alabadas en los últimos años.

 

estrenimiento

CONTRA EL ESTREÑIMIENTO

Por su alto contenido en agua, superior al 92 % y con sus 22 Kcal por cada 100 g (16 cuando están hervidas) resultan muy adecuadas en dietas de adelgazamiento. Siempre y cuando las combinemos con los alimentos adecuados que no les aporten su contenido calórico particular. En este sentido, para aprovechar mejor sus propiedades. La mejor manera de hacerlo es comerlas crudas en ensalada, cuando son bien tiernas. Aunque hay que hacerlo a diario y con dosis pequeñas, para evitar la acumulación de ácido oxálico. Es un alimento fácilmente digerible y rico en fibras, por lo que resulta útil para evitar el estreñimiento. Son ricas en vitaminas A, B, C y E, potasio, calcio y fósforo.

 

embarazo

EMBARAZO Y FERTILIDAD

Por su alto contenido en zinc y ácido fólico, resultan muy adecuadas para el embarazo, considerando que estos elementos son necesarios para que el parto se lleve adelante con normalidad. El primero, entre otras propiedades, interviene en la formación de los huesos; el segundo, previene la aparición de defectos del tubo neural, como la espina bífida.

La ingestión habitual de este alimento cubre las necesidades de ambos. Sin tener que recurrir a suplementos que, en caso de abusar de ellos, pueden resultar tóxicos. Además en zinc, es un mineral muy relacionado con el tema del embarazo, dado que su deficiencia provoca que el esperma masculino posea pocos espermatozoides.

 

colesterol

ANTICOLESTEROL

Por su riqueza en ácidos no saturados, oleico, linoleico y alfalinoleico, son muy adecuadas para el aparato circulatorio. Por su capacidad para eliminar colesterol y fluidificar las arterias al impedir la formación de placas en las arterias, que son las causantes de la arteriosclerosis. Estos mismos ácidos contribuyen a disminuir la hipertensión y evitar los ataques al corazón.