¿Qué hace con esas cicatrices que a veces pican y hasta causan dolor?
A+

Muchas personas acusan extrañas cicatrices en cualquier parte del cuerpo. Pueden causar picazón, dolor y tienen siempre una coloración especial. Algunos le prestan poca atención dependiendo de dónde estén localizadas, en tanto para otros son una molestia. ¿De qué hablamos? Nos referimos  aquello que los médicos denominan queloides.

Para el caso, el doctor Ricardo Ormeño Valdizán nos explica que se trata de aquellas cicatrices donde “se acumula tejido colágeno y que termina sobrepasando los límites de la lesión original y que generalmente son de color púrpura, o rojo, causa picazón y hasta dolor.”

PUEDES VER: Crean prueba para medir efecto de variantes genéticas del cáncer de mama

Con más de 24 años de experiencia y especializado en cirugía plástica, Ormeño nos comenta que incluso “es muy común que aparezcan tras una intervención quirúrgica, como en la cesárea que la cicatriz es lineal llamándose hipertrófica  . Ello, por ejemplo, a diferencia de la cicatriz de queloide que se crea en el hombro donde la formación del queloide puede cubrir toda la parte del hombro creciendo exageradamente”.

Pero, ¿Qué tan comunes pueden ser? A decir del galeno peruano, quien es miembro de la ISAPS (International Society American Plastic Surgery) en el Perú predomina las cicatrices hipertróficas que son confundidas por los propios pacientes en queloides.

Y es que, “la presencia de queloides va de acuerdo con la raza, tal es así que en Inglaterra la encontramos en el 1% y en Zaire el 16%. Lamentablemente en Perú no hay una estadística exacta, la taza no es muy alta, pero si lo es en el caso de las cicatrices hipertróficas pudiendo llegar aproximadamente en un 20% a 30%”.

Sin embargo, para el doctor Ormeño Valdizán, quien también es miembro de la Sociedad Peruana Para la Prevención y Tratamiento de Quemaduras, existen diferentes tratamientos que sólo deben ser proporcionados por un especialista en el tema.

Estos van desde la aplicación de pomadas hasta inyecciones de corticoides, las mismas que tienen que ser recomendadas por el médico.

También existen los parches de silicona que disminuyen el riego sanguíneo en la cicatriz evitando su crecimiento. Una opción también lo es una cirugía.

Un caso, añade, “es el tratamiento dependiendo de la dimensión donde se realizan infiltraciones, hasta lograr ablandar la cicatriz y luego de pasado unos 30 días realizar una cirugía extirpando parcial o totalmente el queloide y cubriéndolo con colgajo dermograso.”

Cabe destacar que el tema tiene solución y sí puede curarse en poco tiempo. Por ello, el doctor Ormeño nos refiere que los queloides pueden desaparecer dependiendo de la magnitud y la zona.

“Todo es cuestión de aplanar y ablandar la cicatriz, puede ser en un mes o más, como en algunos casos como los lóbulos de las orejas el tratamiento es una cirugía inmediata.”

Finalmente, como todos los casos en materia de salud, Ormeño advierte que para evitar que los queloides vuelvan aparecer con el tiempo, hay que ceñirse al tratamiento y a los cuidados recomendados por el especialista.

TAMBIÉN PUEDES VER: Cinco alimentos que no debes consumir si quieres adelgazar

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.