Remedios con clavo de olor


Los clavos de olor ocupan un lugar destacada en el mundo gastronómico, ya que son deliciosos con manzanas cocidas, frutas en compota o encurtidos. Realzan el sabor de los platos de cerdo y son indispensables en el vino especiado.

Asimismo contiene aceite esencial, taninos, flavonoides, esteroles y triterpenos. Es un estimulante general del organismo, abre el apetito y tiene efecto carminativo (elimina los gases intestinales) y fortalecedor del estómago.

Sin embargo, lo que más destaca, sobre todo, es su eficaz efecto antiséptico y analgésico bucal. De allí que se use, incluso su aceite, como desinfectante y entra dentro de la formulación de dentífricos, elixires y colutorios, además de formar parte de los antisépticos  y analgésicos en odontología.

Por vía externa, también tiene efecto antirreumático.

REMEDIOS POPULARES

Para el dolor de estómago, indigestión o gases: Tomar una infusión de 5 clavos de olor en 200 ml de agua que esté hirviendo. Tomar tan pronto se sienta el malestar.

Para aliviar el dolor de muelas: Ablandar un clavo poniéndolo en remojo durante diez minutos en 60 ml/ 4 cucharadas de agua hirviendo y muérdalo. Aproveche el líquido para enjuagarse la boca y tonificar las encías.  Este remedio también funciona para calmar el fuerte dolor de la muela del juicio o cordales.

Para el absceso dental: Empapar una gaza en aceite de clavo y poner entre la zona afectada y la mejilla dejar puesta durante 15 minutos.   Después, realizar un suave masaje por las encías sin aplicar presión.  Este remedio es indicado para aliviar el dolor mientras se llega a la consulta del dentista.

Para la garganta irritada: Mezclar una cucharadita de clavos de olor molidos, una cucharada de rábano puro y una cucharadita de miel de abeja en un vaso de agua tibia. Efectuar varias gárgaras al día con esta preparación.

Para las náuseas #1: Verter 1 cucharada de clavos de olor en 1 taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Beber 1 taza cuando se sienta con náuseas

Para las náuseas #2: Colocar unas gotas de aceite de clavo de olor sobre un pañuelo e inhalar su aroma cada vez que se presente las náuseas.

Para la halitosis: Hervir 2 tazas de agua y luego añadir 2 ramitas de perejil conjuntamente con 3 clavos de olor enteros. Remover hasta refrescar. Filtrar y usar como un enjuague varias veces al día.

Para la salud de las encías: Verter unas gotas de aceite de clavo de olor sobre el cepillo de diente (sin pasta) y pasar por los dientes y las encías.

Para la caída del cabello: Moler un tomate junto con 1 o 2 clavos de olor y luego frotar con suavidad esta preparación sobre el cuero cabelludo.  Conoce más recetas con clavo de olor para el cabello y la piel

Para dejar de fumar: Chupar clavo de olor a diario.

Afrodisiaco #1: Hervir en 1 litro de agua 8 g de clavos secos, 8 g de rizoma fresco de jengibre rallado y 8 g de canela en rama durante cinco minutos; retirar del fuego y dejar enfriar. Colar y embotellar. Endulzar, si se desea, con azúcar. Tomar tres vasos pequeños al día (un vaso = 100 mi), uno en ayunas, otro antes de la comida y el otro antes de la cena. Seguir el tratamiento durante un mes, descansar tres semanas y volver a tomar otro mes.

Afrodisiaco #2: Hervir en un litro de agua 8 g de clavos de olor durante dos minutos. Retirar del fuego y agregar 8 g de flores secas de hinojo o, en su defecto, de frutos secos hinojo. Tapar y dejar reposar una hora, después filtrar, disolver 150 g de miel de romero  y embotellar. Tomar un vasito pequeño (50 mi) por la mañana en ayunas durante un mes, descansar una semana y volver a tomar otro mes.

Para la tos: Hervir, en un litro de agua,  un puñado de clavos de olor, el jugo de un limón y 1 cucharada de miel de abejas por 10 minutos. Tomar una taza tibia antes de acostarse.

SEPA MÁS DE: Alimentos para limpiar el hígado

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.