Remedios naturales para combatir la epilepsia
A+

Cuando una persona padece epilepsia lo que le ocurre es que sufre de una condición médica en la que las neuronas del cerebro a veces no se comportan como deberían, y envían señales incorrectas a mayor velocidad de la normal. Eso origina los movimientos espasmódicos súbitos que conocemos como convulsión.

Así pues la epilepsia es un trastorno neurológico que causa convulsiones y ataques repetidos. Dichos ataques pueden durar desde períodos de tiempo breves a largos, y se manifiestan en forma de sacudidas que se suceden en alguna parte del cuerpo o a todo el cuerpo de la persona afectada. Durante los ataques, la persona puede sentir dificultades para respirar e incluso padecer la pérdida de la conciencia.

EPILEPSIA

 

CAUSAS

Las causas que pueden hacer que una persona sufra de epilepsia son la mayoría neurológicas. Sin embargo, no debemos olvidar tampoco aquellas que son de carácter físico y psicológico.

Anormalidad en el funcionamiento de las neuronas.

Mal funcionamiento de los neurotransmisores.

Lesión reciente en la cabeza.

Haber sufrido un accidente cerebrovascular reciente.

Anormalidad genética.

Tumores cerebrales.

Demencia.

Alzheimer.

Alcoholismo severo.

Ataque al corazón.

Meningitis.

Encefalitis viral.

Neurocisticercosis (infección parasitaria del cerebro).

Parálisis cerebral.

Autismo.

Deficiencia de oxígeno en el feto.

Malnutrición grave durante la gestación.

 

SÍNTOMAS

Convulsiones.

Tendencias a mirar fijamente.

Endurecimiento de los músculos.

Micción repentina.

Vómitos.

Problemas de movimiento.

Deshidratación.

Agitación vigorosa de las piernas y los brazos.

Pérdida de memoria.

Cambios de humor bruscos.

Problemas al hablar.

Desmayo.

Pérdida del conocimiento.

Problemas de visión.

Consejos para combatir la epilepsia

 

Algunos consejos para aplicar a nuestros hábitos que nos pueden ayudar a la hora de combatir la epilepsia son:

 

Dormir las suficientes horas, ya que la privación del sueño puede aumentar el riesgo de convulsiones.

Evitar el estrés.

Limitar el consumo de alcohol.

No fumar.

Tratar la fiebre.

Evitar tragar demasiado aire.

Incluir en nuestra dieta alimentos ricos en calcio y magnesio.

Mantener un registro de las convulsiones que sufrimos y mantener informado a nuestro médico.

Evitar el consumo de productos blancos como azúcar blanco, harina, sal o arroz blanco.

No consumir edulcorantes artificiales ni aditivos.

Realizar 5 comidas al día.

Si sufrimos convulsiones regularmente, llevar un brazalete de alerta médica.

Seguir las indicaciones del médico y tomar solo los medicamentos que este haya aprobado.

No abandonar la medicación con antiepilépticos recetada por el médico.

 

REMEDIOS NATURALES

  • Alimentos ricos en magnesio
  • Agua de coco
  • Ajo
  • Ejercicio
  • Leche

LECHE

  • Sal de Epsom
  • Manzanilla
  • Lima
  • Aceites esenciales
  • Ácidos grasos omega-3
  • Yoga

EJERCICIO

  • Pasiflora
  • Acupuntura