Síntomas, causas y tratamiento del Borderline – TLP
A+

El trastorno límite de la personalidad (TLP) o Borderline es una enfermedad mental muy preocupante que ocasiona inestabilidad en el humor, las relaciones interpersonales, la imagen propia de la persona y la conducta extraña que llegan a tener de un día para el otro. Esto afecta en su rutina de trabajo, vida familiar y la oportunidad de realizar planes a largo plazo.

Los investigadores continúan estudiando el Trastorno Límite de la Personalidad para descubrir cuales son las verdaderas causas del orígen, los síntomas y que tratamientos pueden ayudar a modular esta enfermedad mental hoy en día en este contexto de pandemia.

SÍNTOMAS

Una persona que es Borderline puede experimentar momentos intensos de ira, depresión y ansiedad que pueden durar solo horas o un día. También puede resultar ser agresivo, abusar del consumo excesivo de drogas y del alcohol.

Es muy probable que estas personas se sientan incomprendidas o maltratadas, aburridas o muy vacías, incluso llegan a tener ganas de autolesionarse y querer suicidarse sin importarle el sentido de la vida, ni como queden sus familiares. Las personas con este trastorno a menudo presentan incertidumbre acerca de su identidad y como resultado sus intereses y valores pueden cambiar rápidamente.

También tienden a ver las cosas en términos extremos, o todo es bueno o todo es malo. Sus puntos de vista sobre otras personas pueden cambiar rápidamente. Un día puede querer a alguien y al otro día llegar a odiarlo. Esos sentimientos extremadamente cambiantes a menudo llevan a relaciones intensas e inestables acompañado de crisis emocionales.

CAUSAS DEL TLP

Las causas del Borderline aún no se conoce con exactitud, pero se considera que se relaciona con factores hereditarios, temas familiares y sociales.

  • Abandono: sufrimiento y angustia de haber sido abandonados por seres queridos durante la niñez o en la adolescencia.
  • Antecedentes familiares: Si tuvo un padre o hermano con TLP es muy probable que también la persona cuente con el trastorno mental.
  • Traumas: Muchas personas con TLP han pasado eventos traumáticos en su vida, en especial abuso sexual infantil. Otras han tenido relaciones amorosas abusivas o enfermizas. Sin embargo, algunas personas con TLP no tienen antecedentes de trauma, y muchas personas que han experimentado traumas no padecen TLP.
  • Cambios físicos en el cerebro: Algunas personas con TLP tienen cambios físicos en el cerebro, comportándose de una manera enérgica que busca el límite de la adrenalina.
  • Comunicación deficiente con la familia: La familia no se preocupa, no existe una adecuada comunicación entre padres y hermanos llevando al paciente a un área donde no hay interés ni atención.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.