Trucos para crear hábitos saludables para este año
A+

En un estudio de 2019, los investigadores encontraron que las personas que mantenían una pérdida de peso tendían a programar sus entrenamientos de manera similar todos los días. Especialmente durante la pandemia, es más probable que mantengas los hábitos saludables intentando pequeños cambios, en lugar de una transformación dramática.

“Ahora es más difícil que nunca hacer grandes cosas”, comenta BJ Fogg, PhD, director del Laboratorio de Diseño de Comportamiento de la Universidad de Stanford y autor de Tiny Habits: Los pequeños cambios que cambian todo. «Dadas las restricciones de COVID, estamos un poco agotados emocionalmente, y cuando te encuentras distraído, nervioso o molesto, los únicos tipos de cambios que son realistas son los pequeños».

PUEDES VER | Liga Contra el Cáncer repartirá más de 40 mil bloqueadores gratis a nivel nacional

Es posible que desees adoptar micro hábitos porque son más fáciles de incorporar a tu vida que un hábito completo. Los micro hábitos son útiles porque te permiten incorporar un nuevo comportamiento a tu rutina sin esforzarte mucho. La clave es que estos pequeños hábitos están anclados a comportamientos diarios específicos existentes.

Una vez que establezcas el micro hábito y practiques automáticamente la gratitud a una hora determinada todos los días, podrás trabajar para expandirlo más allá de un pensamiento de agradecimiento. Es mucho más fácil hacerlo una vez que se establece, lo que permite a las personas adoptar hábitos que eventualmente pueden tener un gran impacto, aunque comiencen siendo pequeños.

PUEDES VER | EsSalud brinda consejos y técnicas de relajación en casa para liberar tensiones

Cómo adoptar micro hábitos

Para tener éxito, debes estar motivado para trabajar constantemente para adoptar el cambio. “No entretengas pensamientos sobre si te dan ganas o no”, comenta Pauline Wallin, PhD, psicóloga licenciada con sede en Pensilvania y experta en propósitos de Año Nuevo.

Para ser eficaz, el hábito también debe ser lo suficientemente pequeño. ¿Cuán pequeño? Un micro hábito debería tardar unos segundos en alcanzarse. Podría ser un paso introductorio a un hábito positivo que quieras adoptar, como poner una botella de agua en tu escritorio si quieres beber más o ponerte tu ropa deportiva si quieres hacer más ejercicio. O podría representar una pequeña parte del hábito que deseas incorporar a tu vida, como beber un sorbo de agua o hacer dos flexiones. También puedes ayudarte poniendo alarmas en tu Fitbit que te apoyen para recordarte tus nuevos micro hábitos.

La investigación de Fogg ha demostrado que es más probable que las personas adopten hábitos pequeños y saludables cuando anclan los nuevos hábitos a los comportamientos diarios existentes. Una vez que el nuevo micro hábito se convierta en una parte establecida de tu rutina, puedes expandir el comportamiento para ayudarte a alcanzar metas más grandes.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o  suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de  FacebookTwitter e Instagram.