Argentina: Cámara de Diputados aprueba la legalización del aborto
Foto: Reuters.
A+

 Con su aprobación en la Cámara de Diputados, la ley del aborto impulsada por el Gobierno argentino pasó este viernes su primer escollo, aunque para ser promulgada y entrar en vigor aún queda por delante el respectivo debate en el Senado, que hace dos años rechazó un proyecto similar.

La iniciativa, que plantea acceder legalmente a la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación -actualmente solo se permite abortar legalmente si la mujer sufrió una violación o corre peligro su vida, según el Código Penal de 1921-, recibió los votos a favor de 131 diputados, 117 en contra y 6 abstenciones.

PUEDES VER | Congreso aprueba eliminación de la inmunidad parlamentaria

Durante una sesión parlamentaria de 20 horas ininterrumpidas y con multitud de personas, tanto a favor (marea verde) como en contra (celestes), manifestándose a las puertas del Congreso, quedaron patentes las diferencias que el tema genera en la sociedad y dentro de los partidos, tanto oficialistas como opositores, aunque de antemano se preveía que, como ya ocurrió en 2018, el ‘sí’ acabaría imponiéndose.

“El 29 de diciembre es la fecha prevista de votación en el Senado”, declaró a El Destape Radio la senadora peronista (oficialista) Norma Durango, titular de la Banca de la Mujer, espacio interpartidario creado para promover derechos con perspectiva de género.

PUEDES VER | Junta de Portavoces acordó reactivar comisión especial encargada de selección de candidatos al TC

Si el texto es aprobado, toda persona gestante podrá acceder en el sistema de salud al aborto legal, seguro y gratuito, dentro del plazo de 14 semanas establecido -y más allá si el embarazo fue fruto de una violación o corre riesgo la vida materna-, en un tiempo máximo de 10 días desde su requerimiento.

Las menores de 13 años podrán hacerlo mediante su consentimiento informado con la asistencia de al menos uno de sus padres o representante legal, y las que tengan entre 13 y 16, si el procedimiento se hace de forma invasiva y no con un medicamento, de forma que quede comprometida su salud, deberán dar consentimiento con la asistencia de sus progenitores o tutores.

Asimismo, las mayores de esa edad se considera que tienen ‘plena capacidad’ para pedir la interrupción del embarazo.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.