Bolivia: crisis persiste a pesar de renuncia de Morales, advierte internacionalista
(Foto: EFE)
A+

Por: Franco Mori P.

La renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia era inminente, pero no marca el punto final a una crisis política, pues todavía hay incógnitas por resolver y elecciones en las que podría entrar a tallar un posible outiser: Luis Fernando Camacho. Así explicó a EXPRESO el internacionalista Oscar Vidarte, quien además enfatizó en las malas decisiones del ahora exmandatario de ese país.

«Hablamos prácticamente de una crónica de muerte anunciada que tuvo su comienzo en el momento en que postuló a una re-reelección. Morales no solo no debió postular, sino que el Tribunal Electoral ha manejado estos comicios de la manera menos transparente posible, lo que restó legitimidad al proceso», sostuvo Vidarte.

? EN VIVO | Evo Morales renuncia a la presidencia de Bolivia

El también docente de ciencias sociales en la PUCP subrayó aunque los rumores se referían a un fraude electoral, el informe de la OEA solo advirtió irregularidades pero reconoció que Morales podría resultar siendo ganador. Pese a ello, el entonces mandatario no tuvo aciertos políticos.

«Hablamos de un gobierno que cometió una serie de errores que condujeron a la situación actual: Él [Evo] no escuchó a su pueblo que le rechazó una nueva reelección, prefirió el enfrentamiento, prefirió aferrarse a 14 años de gobierno y hasta terminó autoproclamándose presidente sin haberse emitido el informe de la OEA», indicó Vidarte.

A ello, agregó que Morales se valió de argumentos pocos creíbles, como denunciar un golpe de Estado respecto de las protestas que desde hacía días se llevaban a cabo en las calles. Adicionalmente, «los integrantes del Tribunal Electoral, lejos de generar tranquilidad y confianza a la ciudadanía, hicieron todo lo posible para hacer del proceso el mas desconfiable del mundo».

INCERTIDUMBRE

El problema, ahora, es que no se ha vislumbrado cuál será el camino luego de frustrados los resultados de las elecciones generales. Y es que se debe nombrar a un presidente encargado, pero los vicepresidentes de Morales han renunciado.

«El panorama de ahora es que nadie -ni si quiera el propio pueblo boliviano- sabe quién tomará las riendas. Todos se están preguntando qué dice la constitución porque hasta el vicepresidente renunció. Esa es la primera pregunta, tampoco tenemos Tribunal Electoral y probablemente todos sus exmiembros van a ser enjuiciados. Ahora, se dice que el Congreso es el que va a elegir, pero ¿Quién es el encargado de elegir, el nuevo congreso o el anterior congreso?», acotó el internacionalista.

Ahora bien, la crisis política en el país altiplánico ve nacer a un líder que, para Vidarte, ha resultado siendo el ganador con la renuncia de Morales. «Definitivamente es el gran ganador de esta coyuntura. ¿Se va a presentar a las siguientes elecciones? Hay que estar atentos pues ya hay señalamientos de que Camacho tiene un perfil autoritario y hasta militarista», señaló.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.