Bolivia: trasladan a la expresidenta Jeanine Áñez a otra prisión
Jeanine Áñez en prisión. Foto: Manuel Claure / Reuters
A+

La expresidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, fue trasladada la madrugada de este sábado a otro centro carcelario y no a una clínica como lo había autorizado previamente este viernes un juez.

Áñez fue sacada de manera sorpresiva en una ambulancia bajo fuertes medidas de seguridad desde el Centro de Orientación Femenina de Obrajes, donde permanece detenida desde el lunes pasado, a la cárcel de Miraflores.

“Me sacaron diciéndome que iba a la clínica del Sur”, dijo al llegar a su nuevo destino, la cárcel de Miraflores.

PUEDES VER| OMS continúa avalando a la vacuna AstraZeneca

Un juez decidió el viernes que la expresidenta transitoria fuera llevada a una clínica para ser valorada y atendida por problemas de hipertensión, luego de que Áñez señalara en la audiencia virtual con una voz débil que estaba en el penal de Obrajes con oxígeno, con la presión alta.

Hasta altas horas de la noche su hija Carolina Ribera y su abogada Norka Cuéllar habían esperado en la cárcel de Obrajes para que se hiciera efectiva la orden del juez, pero ellas mismas señalaron que de parte de las autoridades de ese penal no había respuesta.

Además, la Procuraduría determinó que el “personal del IDIF (Instituto de Investigaciones Forenses)” debía previamente “verificar el estado de salud” de Áñez antes de proceder al traslado.

En la noche del viernes Áñez colgó en su cuenta de Twitter este mensaje: “la justicia ordenó que la ex presidenta fuera trasladada a una clínica por su delicado estado de salud. Pero el gobierno se ha negado a cumplir esa orden judicial. Una vez más estamos ante un abuso del gobierno, contra los derechos humanos más elementales”.

PUEDES VER| Poeta uruguaya Ida Vitale será condecorada en Francia

Cabe señalar que Áñez fue enviada a la cárcel luego de que se ordenara su arresto preventivo por cuatro meses en el marco de la investigación que se le sigue por un aparente «golpe de Estado” que derivó en la renuncia a la Presidencia de Evo Morales.

Miles de personas han marchado esta semana a favor y en contra de estas detenciones, que la oposición boliviana considera que son “injustas” y que se trata de una “persecución política”, mientras que el oficialismo indica que se está haciendo “justicia”.

Con información de EFE.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.