Boris Johnson alerta de que escasea el oxígeno en algunos hospitales
A+

El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó este lunes que la pandemia en el Reino Unido está «en un momento peligroso» y alertó de que se empieza a registrar un déficit de oxígeno para los pacientes en algunos hospitales públicos.

En declaraciones a la prensa durante una visita a un centro de vacunación en Bristol (suroeste de Inglaterra), Johnson admitió que el país afronta «una dura batalla» ante el aumento de los contagios por una nueva cepa más transmisible, que ha dejado a muchos centros sanitarios casi desbordados.

Aunque ya se ha vacunado a dos millones de personas y el Gobierno ha habilitado este lunes siete centros de vacunación masiva para impulsar su programa de inmunización, se trata de «una carrera contrarreloj», afirmó.

«Todo el mundo puede ver la presión a la que está sometido el servicio nacional de salud (NHS, siglas en inglés), la demanda en las unidades de cuidados intensivos, la presión sobre las camas con ventilación, incluso una escasez de oxígeno en algunos lugares», declaró el conservador Johnson, que instó a la población a respetar el confinamiento.

Los responsables de diversas autoridades sanitarias han avisado de que existe presión sobre el suministro de oxígeno en algunos centros hospitalarios, a medida que aumentan los pacientes ingresados con covid.

La BBC informa hoy de que el departamento del NHS para los condados de Mid y South Essex (este de Inglaterra) ha enviado una carta al Hospital de Southend, en esa zona, para que «reduzca» la cantidad de oxígeno que administra a los enfermos, a fin de permitir una gestión «más eficiente».

«Hemos llegado a una situación crítica con el suministro de oxígeno. Es imperativo que usemos el oxígeno de manera segura y eficiente», se afirma en el documento, al que ha tenido acceso la cadena pública.

La carta señala que el objetivo de saturación de oxígeno en la sangre ha de ser de entre 88 y 92 % y a los pacientes que la tengan superior al 92 % se les debe reducir el suministro de oxígeno «hasta situarlo dentro de esa horquilla».

El documento asegura que mantener la saturación dentro de esa variación «es seguro» y ningún paciente resultará lastimado por ello.

CON INFORMACIÓN DE EFE

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.