Brasil: «Había una montaña de cuerpos descuartizados»
A+

Así describió la matanza de la cárcel de Manaos el juez que negoció con los presos

“Lo más horrible que vi en mi vida” fue la confesión de Luís Carlos Valois, el juez que negoció con los presos de la cárcel de Manaos. En la revuelta perdieron la vida 56 presos, lo que lo convierte en el más sangriento desde la matanza de la cárcel de Carandiru, en São Paulo en 1992, en la que murieron 111 personas.

«Había una montaña de cuerpos, algunos descuartizados, sin brazos, sin piernas y sin cabeza; una escena dantesca, nunca vi algo tan horrible», declaró el juez al diario ‘Folha de São Paulo’. Este juez había sido llamado por la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno de Amazonas para mediar en la liberación de la docena de guardias que habían sido tomados como rehenes. La mayoría de los presos lo conocían y lo respetaban, por lo que era la persona idónea para llevar a cabo la negociación.

Según el relato del propio juez, fueron los propios presos quienes retiraron los cuerpos del patio donde se realizaron las ejecuciones. Los colocaron en la entrada de la cárcel y volvieron a sus respectivas celdas, tal como informa el citado diario brasileño.

cuerpos-descuartizados-en-manaos

 

La mayor y más horrible masacre

«Infelizmente estamos delante de la mayor y más horrible masacre» ocurrida en el sistema penitenciario del país, según expresaron miembros de la Orden de los Abogados de Brasil (OAB), que también participaron en las negociaciones para terminar con el sangriento motín, a la cadena brasileña ‘Globo’. La OAB también señaló que varios de los presos fueron quemados y mutilados en sus celdas.

L revuelta ha sido el resultado de enfrentamientos entre mafias brasileñas del narcotráfico, y se originó cuando varios miembros de la facción de la Familia do Norte, aliada del muy temido Comando Vermelho de Rio de Janeiro, atacaron a un grupo de presos pertenecientes al llamado Primer Comando de la Capital, asentado en Sao Paulo.

matanza-en-carcel-de-manaos