Brasil sacudida por ómicron: ola de casos, vuelos cancelados y filas para pruebas
A+

Vuelos cancelados, largas filas para hacer pruebas de COVID-19 y un nivel de infecciones no visto en medio año, marcan una nueva etapa de la pandemia de coronavirus en Brasil, que al igual que el resto del mundo, está siendo castigado con fuerza por la variante ómicron.

Las autoridades brasileñas se preparan contra reloj para una explosión de contagios «similar al que ocurre en países de Europa, como España, Reino Unido y Francia», según declaró este lunes a los periodistas el ministro de Salud, Marcelo Queiroga.

Pese a todo, Queiroga espera que la cascada de positivos no derive en una «explosión de ingresos hospitalarios» ni de fallecidos en la misma proporción, en función de los buenos datos de vacunación, que han permitido que el 67 % de la población tenga ya la pauta completa.

TAMBIÉN LEE: Óscar Valdés Dancuart: «Guillén respalda a Sendero Luminoso»

De cumplirse los pronósticos del Ministerio de Salud, ya contemplados desde hace semanas por especialistas sanitarios, Brasil superaría con creces el máximo diario de infectados con coronavirus que registró el 23 de junio de 2021, con 115,228 positivos.

El pasado 18 de septiembre llegó a notificar de una vez 150,106 casos de COVID-19, pero ese número fue en realidad una corrección al alza que incluyó miles de diagnósticos de 2020 y 2021 que no habían sido contabilizados hasta entonces.

Lejos aún de esos números, el ‘efecto ómicron’ ya se siente tanto en el ámbito sanitario como en el económico en este vasto país de 213 millones de habitantes, uno de los más azotados por la pandemia del mundo, con unos 620,000 fallecidos y más de 22,5 millones de casos. EFE

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.