Chile: Greenpeace protegerá el mar de la industria salmonera
A+

El barco Rainbow Warrior de la organización ecologista Greenpeace navega sobre el mar chileno para pedir que se retiren diez proyectos de explotación del salmón en la región de Magallanes.

Durante un mes, el emblemático velero de Greenpeace surcará las aguas del Pacífico para dar visibilidad a la campaña mundial “Defendamos los mares del fin del mundo”.

“Buscamos salvar los mares del fin del mundo. Están aquí en la Patagonia chilena, amenazados por la industria salmonera”, explicó la coordinadora de océanos de Greenpeace Chile, Estefanía González.

Según la organización, el 36 % de la biodiversidad de mamíferos marinos de todo el mundo está en las aguas del fin del mundo, lo que pone de relieve la importancia de su preservación.

El Rainbow Warrior arribó procedente de Cuba el 22 de febrero al puerto de Coquimbo, una ciudad al norte de Santiago. Estos últimos días ha recibido la visita de miles de chilenos y turistas.

Este domingo por la noche el barco zarpará rumbo a Valparaíso. Y abrirá sus puertas en Chiloé, Puerto Natales y Punta Arenas, la capital de Magallanes, donde finalizará su paso por Chile y seguirá rumbo a Argentina.

Símbolo de Greenpeace

El Rainbow Warrior, con capacidad para treinta personas, es un símbolo de Greenpeace desde que en 1985 un buzo de los servicios secretos franceses lo hundiera al colocar una mina en el casco, un atentado en el que murió una persona en el puerto neozelandés de Marsden Wharf.