Cifra de hospitalizaciones y muertes por coronavirus cae entre vacunados en el Reino Unido
A+

El Reino Unido ha hallado “evidencias” que apuntan a una caída significativa en las tasas de hospitalizaciones y fallecimientos por COVID-19 entre los ciudadanos que ya han sido vacunados. Así lo confirmó este jueves Mary Ramsay, jefa del programa de inmunización del organismo sanitario Public Health England.

En una rueda de prensa virtual celebrada desde Downing Street —la residencia y despacho oficial del primer ministro, Boris Johnson—, la experta reveló que se han identificado pruebas de que la administración de una dosis inicial de la vacuna desarrollada por Pfizer-BionNTech reduce el riesgo de desarrollar casos sintomáticos de coronavirus en personas mayores.

Ramsay, que tildó estos hallazgos de “muy alentadores”, precisó que esa reducción se logra alrededor de tres semanas después de ser inoculado el preparado.

PUEDES VER| Los países de la Unión Europea tendrán un pasaporte de vacunación

También puntualizó que existen asimismo “indicios muy tempranos” de que la vacuna de Oxford/AstraZeneca también está funcionando bien en esas áreas.

“Estamos observando indicios de que la tasa de muertes y hospitalizaciones está declinando más rápido en los grupos de vacunados que en la población más joven”, dijo Ramsay.

Agregó que en base a estos datos científicos el país se encuentra ya “preparado para pensar en qué hacer en la siguiente fase” del programa de vacunación, que seguirá criterios de edad y no ocupacionales.

Sobre ese asunto, el presidente del Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización, Wei Shen Lim, afirmó que en la siguiente fase entrarán los grupos de edades comprendidas entre 40 y 49 años, a quienes se dará “prioridad”; seguidos de los ciudadanos con edades entre 30 y 39, y posteriormente aquellos que tengan entre 18 y 29 años.

PUEDES VER| Biden ordena un bombardeo en Siria contra las milicias proiraníes

El experto también argumentó por qué no le parece un enfoque adecuado dar prioridad a profesiones particulares —como profesores o policías— en la siguiente fase, un tema que genera ciertas discrepancias entre la población.

“Un programa de vacunas basado en la profesión nunca se ha puesto a prueba a gran escala en el Reino Unido. En este sentido, no está probado ni testado”, observó.

Según él, “intentar pasar de un programa basado en la edad a uno basado en la ocupación sería más complejo y potencialmente introduciría más retrasos”, y concluyó que “la rapidez es el factor crítico aquí”.

También argumentó que un programa en base a grupos de edad es “más sencillo” y recordó que la “simplicidad ha sido una de las piedras angulares del actual programa en cuanto a su rapidez y a su éxito”.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.