A 5 AÑOS Y OCHO MESES DE CÁRCEL

Condenado por corrupción exministro Julio De Vido

Uno de los funcionarios más poderosos durante presidencia de Cristina Fernández.



BUENOS AIRES. El exministro argentino de Planificación Julio De Vido, uno de los funcionarios con más poder durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, fue condenado el miércoles a cinco años y ocho meses de prisión en un caso que investigaba la corrupción que derivó en un trágico accidente de tren.

El tribunal que lo condenó consideró que el exfuncionario fue partícipe necesario del delito de administración fraudulenta que derivó en el mal estado del tren que chocó y dejó 51 muertos en 2012.

De Vido fue también inhabilitado de por vida para ejercer cargos públicos.

El veredicto fue determinado en un juicio oral realizado por videoconferencia entre el juzgado y la cárcel donde se encuentra arrestado desde octubre de 2017 tras quitársele los fueros parlamentarios que lo protegían.

“Estoy acá debido a la perversa persecución política, mediática y judicial de la que soy objeto desde diciembre de 2015 (cuando asumió su cargo el actual presidente, Mauricio Macri)”, dijo De Vido en su defensa.

De Vido fue ministro de Planificación durante 12 años –ocho con Fernández y cuatro con su difunto marido y predecesor, Néstor Kirchner–, en los que tuvo a su cargo desde la política energética hasta la de transporte, lo que le permitía disponer de partidas multimillonarias.

El accidente, una de las más graves catástrofes ferroviarias en la historia del país, dejó unos 700 heridos además de las 51 víctimas fatales, luego de que en febrero de 2012 un tren no pudiera detenerse y chocara en una concurrida estación terminal de Buenos Aires.

SOBORNOS MILLONARIOS

El exfuncionario también se encuentra involucrado en una investigación por un supuesto esquema de millonarios sobornos revelado en unos cuadernos que llevó durante una década el chofer de uno de los protagonistas.









Top
“No descarto la posibilidad de pedir asilo político”

“No descarto la posibilidad de pedir asilo político”