Continua apagón en Venezuela que ya dura 20 horas
A+

Caracas.- Venezuela sufre un masivo apagón desde hace 20 horas que forzó este viernes al régimen de Nicolás Maduro a suspender la jornada laboral y las clases, en uno de los peores cortes de energía de los últimos años.

Desde el jueves, el régimen de Nicolás Maduro acusó a Estados Unidos de liderar esta «guerra eléctrica».

Se han suspendido «las clases y jornadas laborales el día de hoy, en aras de facilitar los trabajos y esfuerzos para la recuperación del servicio eléctrico en el país, víctima de la guerra eléctrica imperial», escribió en un tuit la vicepresidenta del régimen de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez.

El apagón forzó además la suspensión la noche del jueves de un partido entre el Deportivo Lara, de Venezuela, y el Emelec de Ecuador, por el Grupo B de la Copa Libertadores, en la ciudad de Barquisimeto. El partido fue reprogramado para esta tarde.

De acuerdo con reportes de la prensa local, el apagón afecta prácticamente a toda Venezuela, con cortes en 23 de los 24 estados y en la capital. A la vez, fallan las líneas telefónicas y la internet.

Especialistas responsabilizan al gobierno socialista por falta de inversiones en el mantenimiento de la infraestructura en medio de una grave crisis económica, pero altos funcionarios denuncian frecuentemente actos de «sabotaje».

La compañía eléctrica Corpoelec denunció, sin dar mayores detalles, un sabotaje en el embalse de Guri, ubicado en el estado Bolívar.

«Sabotearon la generación en Guri… Esto es parte de la guerra eléctrica contra el Estado. ¡No lo permitiremos! Estamos trabajando para recuperar el servicio», publicó en Twitter la empresa.

Guri es una de las mayores represas generadoras de energía en América Latina, superada solo por la de Itaipú, entre Brasil y Paraguay.

«Tenemos El Guri, Tocoma y Caruachi. Tenemos Planta Centro y Tacoa. Tenemos agua, petróleo y gas. Pero lamentablemente tenemos un usurpador en Miraflores», tuiteó Guaidó.

 

 

 

Ello ha provocado escasez de efectivo, pues el billete de máxima denominación, 500 bolívares, equivale a apenas 15 centavos de dólar, siendo insuficiente para comprar siquiera un caramelo.

La situación hace que las transacciones electrónicas sean indispensables, incluso para operaciones pequeñas como comprar una barra de pan.

Adriana Bellorín, una abogada, había salido a buscar comida. «Sin luz no puedo comprar», comentó a la AFP, quejándose por los recurrentes cortes eléctricos.

SEPA MÁS DE: Cápsula Crew Dragon cae en el Atlántico tras viaje a la Estación Espacial Internacional

Puede encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.