Coronavirus: pruebas rápidas que el gobierno español compró a China no funcionan
A+

Los tests rápidos para el descarte de coronavirus (COVID-19) que el Gobierno de España compró a China no funcionan bien. Según publicó el diario El País, varios laboratorios de microbiología de grandes hospitales que han comenzado a analizar los resultados concluyen que «no tiene sentido usar estas pruebas».

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) se ha pronunciado al respecto y se ha visto en la obligación de avisar a las autoridades sobre su escasa eficacia.

PUEDES VER | Coronavirus: vicepresidenta del Gobierno español dio positivo 

«La prueba rápida del antígeno tendría sentido con un test que tuviese una sensibilidad aceptable», señalan. Pero, agregan, «la sensibilidad de estos tests rápidos se sitúa sobre el 30%, frente al 80% que se debería esperar de una pruebe eficaz».

Los expertos recomiendan, en este sentido, seguir haciendo la prueba de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) para descartar el virus de Wuhan. Así, confirman que actualmente la prueba molecular tradicional sigue siendo el examen más indicado para el procesamiento de un elevado número de muestras.

El coordinador de Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, manifestó que los tests defectuosos son alrededor de 9 mil. “Nos van a proveer de otros test rápidos y además se han conseguido otros proveedores, no solo de antígenos, también test serológicos”, añadió.

Cabe señalar que el Ministerio de Sanidad anunció días atrás la compra de 340 mil de estos tests rápidos.

Simón aseguró, en otro momento, que España está haciendo a diario entre 15.000 y 20.000 pruebas moleculares y reconoció que los exámenes rápidos tenían como fin que aliviar a los laboratorios de microbiología, que están al límite de su capacidad.

PUEDES VER | Jair Bolsonaro: “Si la política de aislamiento continúa, tendremos el caos y el virus juntos”

Sin licencia, según China

La Embajada de China en España aseguró que los kits de tests rápidos que adquirió el Gobierno de Pedro Sánchez para diagnosticar con más rapidez los casos de COVID-19, a través de antígenos, fueron comprados a una empresa sin licencia.

Se trata de la compañía Shenzhen Bioeasy Biotechnology, la cual, aseguró la embajada china, no tiene “licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China para vender sus productos”.

China ha aclarado, además, que las donaciones realizadas por su Gobierno y otras entidades como la Fundación Alibaba no incluyen productos suministrados por Shenzhen Bioeasy Biotechnology.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.