Cristina declina candidatura en favor de Alberto Fernández
A+

BUENOS AIRES (EFE).- Cristina Fernández sorprendió, otra vez, a todos: cuando Argentina esperaba su preceptiva candidatura a presidenta, anunció a primera hora de la mañana de ayer que sí, que estará en una fórmula, pero que lo hará como vicepresidenta, un movimiento con el que apunta a ampliar su base de votantes.

La analista política Mariel Fornoni, directora de la consultora M&F, argumenta a Efe que la jugada política de Fernández tiende a «amplificar su base dura de votantes con un candidato que podría parecer como más moderado».

Se trata de una fórmula inesperada en el desarrollo de la partida de ajedrez que son las próximas elecciones argentinas del 27 de octubre -#MueveLaDama fue una de las tendencias de los últimos días en el país-, un paso diferente al que el Gobierno y el resto de candidatos opositores que concurren a primarias tenían en su guion.

Ya hace varios meses que en la económicamente apaleada sociedad argentina se venía rumoreando el regreso de Cristina, como se le dice popularmente a la presidenta entre 2007 y 2015, pero al final ha optado por una fórmula que fuerza a los demás rivales a reprogramarse.

«Es una jugada de anticipación que los obliga a todos a reformular sus estrategias«, indica Fornoni. Pasaban pocos minutos de las nueve de la mañana cuando la mayor candidatura opositora de Argentina salía a la luz a través de un vídeo de doce minutos publicado y narrado no por quien aspira a la presidencia sino por la persona que va como segunda en la lista.

La actual senadora se dirigió a los argentinos para decir que los dirigentes deben dejar de lado «las ambiciones y las vanidades personales» y por eso se mostró dispuesta a aportar «desde el lugar que pueda ser más útil».

Al parecer, el lugar más útil es al lado -o detrás- de Alberto Fernández, un exjefe de Gabinete kirchnerista que no estaba en ninguna quiniela para la Presidencia, aunque sí se perfiló como hombre fuerte de Cristina en sus últimas apariciones.

«Fernández y Fernández»‘, eso es lo que se podría leer en la boleta presidencial si la dupla opositora consigue superar las elecciones primarias, abiertas, simultaneas y obligatorias (PASO) del 11 de agosto.

RESPUESTA

El mandatario argentino Mauricio Macri dijo este sábado que «volver al pasado» supondría una autodestrucción para el país, horas después de que la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015) lanzase su candidatura a vicepresidenta para las elecciones presidenciales del 27 de octubre. «Volver al pasado sería autodestruirnos», aseveró Macri en un encuentro con simpatizantes del oficialismo en Buenos Aires.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.