EE.UU.: Los demócratas mantienen el control del Senado norteamericano

La oposición republicana no podrá aprobar leyes contrarias al Gobierno, ni bloquear nombramientos de jueces y embajadores.

El partido demócrata ha ganado el control del Senado de Estados Unidos con 50 escaños, ante la inminente victoria de la legisladora Catherine Cortez Masto en el estado de Nevada, de acuerdo con las proyecciones este sábado.

El partido del presidente Joe Biden se hace así con la mayoría del Senado, frente a los 49 republicanos que han obtenido hasta ahora los republicanos, según las proyecciones de los medios estadounidenses. La oposición republicana no podrá aprobar leyes contrarias al gobierno ni bloquear nombramientos de jueces, embajadores ni funcionarios de Gobierno.

La segunda vuelta de los comicios en Georgia, que se celebrará el 6 de diciembre, decidirá qué partido obtendrá el último escaño que queda por decidir en estas elecciones de término medio.

TAMBIÉN LEE: Estados Unidos: Senado vota a favor del control de posesión de armas

Aunque los republicanos ganen las reñidas elecciones de Georgia, el partido Demócrata mantendrá la mayoría, ya que la presidenta Kamala Harris dispone de un voto de calidad en caso de empate en la Cámara Alta.

Después de los resultados del sábado, queda aún por decidir qué partido obtendrá la mayoría de los escaños de la Cámara Baja, mientras avanza el conteo de papeletas en distintos estados del país.

Actualmente, las proyecciones de los medios estadounidenses señalan que los republicanos cuentan con 211 escaños de los 218 necesarios para tener la mayoría de la Cámara de Representantes, mientras que al Partido Demócrata le otorgan 204 escaños.

EXPRESO PREMIUM: Suscríbete a la edición digital para leer los mejores análisis

Las cadenas de TV anunciaron el sábado que la demócrata Catherine Cortez Masto retuvo la banca del Senado de Nevada, con lo cual el partido oficialista se queda con 50 de los 100 escaños de esa cámara, necesarios para tener una mayoría, pues la vicepresidenta Kamala Harris tiene el poder de desempate.

Biden celebró el resultado desde Phnom Penh, Camboya, donde asiste a una cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). «Me siento bien y con expectativa de cara a los próximos dos años», indicó, asegurando que tras ello va políticamente «más fuerte» a la reunión con su par chino, Xi Jinping.

En tanto, Donald Trump enfila su ingreso en la carrera electoral puede estar diseñada en parte para evitar posibles cargos penales por llevarse documentos confidenciales de la Casa Blanca; intentar anular las elecciones de 2020; y promover el ataque al Capitolio de Estados Unidos. EFE

TE PUEDE INTERESAR:

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.