El Vaticano ve grave la expulsión del nuncio

“Sorpresa y dolor” causó a Santa Sede la destitución del monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag.

El Vaticano atribuyó al Gobierno de Nicaragua la expulsión del nuncio apostólico en ese país, monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, cuya labor defendió, y lo consideró una imposición «grave e injustificada».

«La Santa Sede ha recibido con sorpresa y dolor la comunicación de que el Gobierno de Nicaragua ha decidido retirar el beneplácito (agrément) a S.E. Mons. Waldemar Stanislaw Sommertag, Nuncio Apostólico en Managua desde 2018, imponiéndole que dejara inmediatamente el país después de notificarle esa medida», se lee en un comunicado.

TAMBIÉN LEE: Rusia intensifica sus ataques en Ucrania

El pasado lunes la Nunciatura Apostólica en Nicaragua informó que su representante en Managua, el polaco Sommertag, se «ausentó del país», y que el secretario, monseñor Marcel Mbaye Diouf, quedaba al frente, sin aclarar las razones.

La Santa Sede subrayó que la disposición «resulta incomprensible» ya que durante su misión diplomática, el monseñor «ha trabajado incansablemente por el bien de la Iglesia y del pueblo nicaragüense, especialmente por los más vulnerables».

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.