Embajador de Azerbaiyán visita Lima: «Agradecemos al Perú el apoyo a nuestra integridad territorial»

Comentó que la era del petróleo acabó y que su país está invirtiendo fuertemente en educación.

Por Ricardo Sánchez Serra

El embajador de Azerbaiyán, Mammad Talibov, visitó Lima y concedió una entrevista a EXPRESO, en la que manifiesta el deseo de su país de estrechar relaciones en todos lo ámbitos con el Perú. Comentó que la era del petróleo acabó y que su país está invirtiendo fuertemente en educación con el programa “Convertir el oro negro en oro humano”.

-¿A qué se debe su visita al Perú?
Es mi primera visita al Perú en mi calidad de embajador después de presentar mis cartas credenciales. Fui a saludar al mandatario Pedro Castillo debido a que la Presidencia organizó el saludo del cuerpo diplomático y aprovechamos la oportunidad para expresar nuestras felicitaciones para el señor presidente, para el pueblo del Perú por el bicentenario y unos saludos de parte de mi Gobierno, de mi presidente, porque el Perú es un socio muy importante para nosotros y no es coincidencia que hayamos abierto Embajada aquí en el Perú hace años y estamos dispuestos para estrechar relaciones en diferentes áreas, sobre todo en economía, ciencia, relaciones parlamentarias, etc.

-¿En las brevísimas conversaciones con el presidente y con el canciller le expresó alguna inquietud?
Solo les expresé nuestras intenciones de estrechar las relaciones aún más y el presidente afirmó que desean tener importantes relaciones con mi país.

-¿Qué espera del Perú en sus relaciones con Azerbaiyán?
Con el Perú tenemos buenas relaciones políticas tanto bilateral como en las organizaciones multilaterales. Agradecemos esta relación. Tenemos una fructífera cooperación en Naciones Unidas, como en el Movimiento de Países No Alineados, que Azerbaiyán ahora preside. El Perú siempre ha respaldado el derecho internacional en el conflicto que hemos tenido con nuestro vecino Armenia. Siempre reconocía soberanía e integridad territorial de Azerbaiyán, que es muy importante para nosotros. Tenemos una muy activa diplomacia parlamentaria. En el tema económico tenemos numerosos proyectos que tenemos que concretar, pero el obstáculo ha sido la situación de la pandemia.
También en la esfera humanitaria, intercambio de experiencia en turismo, juventud, educación, transporte, energía, áreas que esperamos trabajar juntos para estrechar relaciones aún más.
Nosotros además esperamos que se reúnan los empresarios de ambos países para explorar mayores posibilidades en el comercio. Y, asimismo, intercambiar experiencias con nuestros técnicos en gas y minería.

-Por otra parte, en el tema de Nagorno-Karabaj ¿cómo evitar más guerras?
Para evitar las guerras hay que respetar el derecho internacional. Respetar la soberanía e integridad territorial de los países, preparar a la gente para el respeto recíproco. En caso del exconflicto de Nagorno Karabaj, que consideramos resuelto, se debería cumplir las cuatro resoluciones de la ONU -desgraciadamente Armenia no las cumplía- que exigían a Armenia liberar los territorios ocupados de Azerbaiyán por treinta años, ahora, después de la guerra de 44 días Azerbaiyán libero sus territorios y se cumplió las resoluciones de la ONU. Más importante es, como declaró nuestro presidente, que Azerbaiyán está listo para firmar un acuerdo de paz definitivo, pero desafortunadamente como vemos Armenia todavía sigue con retórica bélica, revanchista, que no nos ayudará a una paz duradera.

-El petróleo y el gas ha sido y es la principal riqueza de su país y en algún momento se van a terminar. ¿Cómo diversifica estos ingresos y en que otras industrias se está invirtiendo?
El presidente de Azerbaiyán dijo que la era del petróleo se acabó. Azerbaiyán invertía en infraestructura, carreteras y turismo. Antes de la pandemia teníamos un crecimiento del turismo 15-20 % anual, que es considerable. Llegamos a tres millones de turistas, que para una población de diez millones es bastante. Invertimos en educación con el programa “Convertir el oro negro en oro humano” y también en tecnologías inteligentes. Asimismo, en líneas ferroviarias que conecta Bakú Asia-Europa, de escala mundial. También en proyectos de libre economía, agricultura y otros nos ayuda a diversificar la economía.

-¿Cómo definiría a su país en política exterior?
Es un país muy activo y estamos celebrando treinta años de la recuperación de la independencia. Azerbaiyán es la primera república de oriente del mundo musulmán (establecido en 1918), primera democracia que damos iguales derechos también a las mujeres. Azerbaiyán es muy activo en el multilateralismo, teniendo muy buenas relaciones con sus vecinos desafortunadamente excepto Armenia, con quien teníamos el conflicto. Hemos sido miembro no permanente del Consejo de Seguridad. Actualmente presidimos la organización más grande de países -después de la ONU, que es el Movimiento No Alineado, y damos mucha importancia al tema económico y multiculturalismo, en el que estamos a la vanguardia organizando numerosos eventos internacionales contribuyendo al diálogo, como Proceso de Bakú.

-¿El Movimiento No Alineado no es un rezago de la Guerra Fría? ¿Tiene futuro?
Claro que tiene futuro y este año celebramos sesenta años de su primera sesión y teniendo en cuenta que aún hay desafíos en el mundo complicados, como, por ejemplo, la pandemia, por el que Azerbaiyán, durante su Presidencia, priorizó la lucha contra la pandemia, acceso a las vacunas e igualitarismo en este sentido. Para lograr un buen nivel de cooperación entre Estados en diferentes temas y foros, el Movimiento No-Al tiene futuro.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.