España abrió fronteras para turistas vacunados contra la COVID-19
A+

España abrió sus fronteras a los turistas de todo el mundo ya vacunados contra COVID-19, con un test negativo o con un certificado de que han pasado la enfermedad, y además, autoriza la llegada de los cruceros internacionales.

Estas medidas se ponen en marcha a punto de comenzar la temporada turística veraniega, la más importante para la economía española, mientras avanza la vacunación -más de 30 millones de personas con una dosis y 11 con pauta completa- y la pandemia sigue en retroceso, con una incidencia de 115 casos por cada 100,000 habitantes.

España comienza a expedir y a reconocer desde hoy el certificado COVID digital europeo, un código QR consensuado por los 27 países de la Unión Europea, que avala que el turista no tiene covid, bien porque está vacunado, ha pasado la enfermedad o presenta una prueba negativa.

PUEDES VER│Alma Denisse Sánchez, hija de la política mexicana asesinada el 25 de mayo pasado, triunfó en la elección municipal de Moroleón

Respecto a las vacunas, los viajeros que lleguen a España deberán haber completado la vacunación al menos 14 días antes de llegar con los preparados de Pfizer, Moderna, AstraZeneca o Janssen, autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), o las chinas Sinopharm y Sinovac-Coronavac.

En cuanto a las pruebas, se han flexibilizado los procedimientos, y además de las PCR, se admiten las de antígenos para los países del espacio europeo Schengen, mucho más baratas, incluso en algunos como Alemania, son gratuitas.

Serán válidos los certificados con resultado negativo expedidos en las 48 horas anteriores a la llegada a España; en los de recuperación de la enfermedad, la validez finalizará a los 180 días.

Con información de EFE

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.