UNO ESPERA QUE EL OTRO CEDA PARA EVITAR CARRERA ARMAMENTISTA

Estados Unidos y Rusia en jaque por armas nucleares

Ambos países se han alejado del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Medio y Corto (INF)

  • Fecha Lunes 18 de Marzo del 2019
  • Fecha 9:19 am



Los acuerdos que limitan la producción de armas ha sido durante mucho tiempo la base de la estabilidad mundial, lo que ha permitido que las economías de los países se fortalezcan y crezcan de manera sostenida.

Por ello, según algunos entendidos ven con preocupación el rechazo de Washington al Tratado INF (Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Medio y Corto) que socava la seguridad internacional y provocaría una carrera armamentista y una escala de tensiones que podrían afectar a América Latina.

“Los Estados Unidos están tratando de justificar su paso destructivo”, revelan estas mismas opiniones, tratando de argumentar que Rusia estaría “violando” el tratado y al parecer se niega a discutir de manera sustantiva, cualquier opción de conservar el Tratado INF.

Existen numerosos reclamos, pero al parecer Estados Unidos no tiene la intención de discutir sus propias violaciones (misiles blancos y sistema de lanzamiento vertical MK 41 desplegados en Rumanía); y ejerce una presión no disimulada en otros países, exigiendo apoyo inequívoco a la política de la Casa Blanca, y también presenta a Rusia como el culpable de la retirada “forzada” de los estadounidenses del tratado.

Advierten que los Estados Unidos de América tradicionalmente ignoran la opinión de la comunidad mundial a favor del fortalecimiento del control nuclear.

Probarán misil desde tierra

Efectivamente, tras la salida de Estados Unidos del Tratado INF, la portavoz del Departamento de Defensa Estadounidense, Michelle Baldanza, dijo que se preparan para probar un misil convencional propulsado desde tierra

“En el caso, aunque improbable, de que Rusia regrese al cumplimiento total y verificable antes de que finalice el período de seis meses, rescindiremos de nuestra suspensión y del retiro planificado del tratado. Pero si no se produce este cambio en la conducta de Rusia, nuestra decisión de retirarnos del tratado se mantendrá y el tratado finalizará”, señaló Baldanza.

Washington está preparado para probar un misil convencional lanzado desde tierra en el marco de su retirada del Tratado de Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance (INF), apuntó.

Se supo de manera extraoficial que Washington planifica probar este año misiles que estaban prohibidos hasta ahora por el Tratado INF.

Se estima que nuevos misiles de crucero podrían desplegarse en un plazo de 18 meses, según esos reportes.

Planes desde El Pentágono

De otro lado, fuentes confiables desde del Pentágono, describieron un plan para producir un misil de crucero de bajo vuelo con un alcance potencial de alrededor de 1.000 kilómetros y un misil balístico con una autonomía de 3.000 a 4.000 kilómetros. Asimismo, se dio a conocer que ninguno de los dos sería armado con ojivas nucleares.

El misil de crucero estaría listo para las pruebas de vuelo el próximo agosto, mientras el misil balístico de mayor alcance para el mes de noviembre.

Según la misma fuente, los aliados de Estados Unidos en Europa y Asia aún no han sido consultados sobre el despliegue de una nueva arma en su territorio. No obstante, es posible que el misil balístico de alcance intermedio se pueda desplegar en la isla de Guam, territorio de EE.UU., que estaría lo suficientemente cerca de Asia para representar una amenaza potencial para China y Rusia.

Ambos se retiraron del Tratado INF

El Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto, alcanzado en 1987 entre EE.UU. y la entonces URSS, ha sido uno de los cimientos del moderno régimen de supervisión y control sobre la no proliferación de armas nucleares
Washington suspendió sus obligaciones al respecto el 2 de febrero y completará el proceso de retirada en seis meses “a menos que Rusia vuelva a cumplir con sus normas y destruya todos los misiles, lanzadores y equipos asociados que lo están violando”, según indicó Donald Trump en un comunicado
Como respuesta, Moscú también suspendió su participación en ese pacto y exigió que EE.UU. presentara pruebas sobre la presunta violación rusa de las condiciones de ese acuerdo
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, firmó el decreto que suspende la participación de su país en el tratado INF este 4 de marzo, en respuesta a “la violación por parte de EE.UU. de sus obligaciones” contraídas al respecto

Amenazas

Los partidarios del Tratado culpan a Rusia de romperlo con su misil de crucero 9M729, a lo que Rusia respondió apuntando a la enorme flota de aviones no tripulados de EE.UU. y el despliegue de lanzadores de tierra Mk-41 en Europa, capaces de lanzar misiles de crucero Tomahawk.

Excusa

El Ministerio de Defensa ruso indicó el mes pasado que Estados Unidos ha estado construyendo una planta de producción en Raytheon con la intención de producir el armamento prohibido desde el 2017 y que desde entonces el país solo ha estado buscando una excusa para deshacerse del tratado INF.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.








Top
Grupo de Constitución recibe mañana a Comisión de Venecia

Grupo de Constitución recibe mañana a Comisión de Venecia