Estados usaron la pandemia para vulnerar indígenas
Foto: Xosé Abad
A+

Los gobiernos de los países con más bosques tropicales del mundo como Perú, Colombia, Brasil, República Democrática del Congo (RDC) e Indonesia, desatendieron durante la pandemia la protección medioambiental y apostaron por proyectos que amenazan a las comunidades indígenas, según el informe de una ONG.

El informe “Retroceso en salvaguardas sociales y ambientales en nombre de la covid-19”, publicado por Forest Peoples Programme, examina algunos de los proyectos de minería, energía e infraestructura que estos países han desarrollado y que causan deforestación y abusos de derechos humanos de la población local.

REDUCEN PROTECCIÓN

“Los países han respondido a la pandemia de covid-19 reduciendo o quitando las protecciones legales de los derechos humanos”, denuncia el informe, que revela que los gobiernos de estos cinco países han flexibilizado leyes medioambientales bajo el pretexto de “necesidad económica” y para “oportunismo explotativo”.

CONTRADICCIÓN

“El comportamiento de los Gobiernos y los productores de materias primas en estos cinco países es directamente contradictorio con la creciente demanda en las naciones consumidoras de crear cadenas de suministro que estén libres de abusos de derechos humanos, deforestación y pérdida de biodiversidad”, explicó en un comunicado la presidenta del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (FILAC), Myrna Cunningham.

Así, estos Estados están priorizando la expansión del sector energético, de infraestructuras, el minero, la tala o la agricultura industrial cerca de territorios indígenas, a la vez que esta población cuando lucha por sus derechos, se enfrenta a persecuciones, arrestos o enjuiciamientos.

REAPERTURA

“En mayo del 2020, el Gobierno (peruano) declaró que la economía volvería a abrir en cuatro fases, la silvicultura, la minería y el petróleo serían los primeros sectores a reiniciar, mientras que las multas ambientales serán aplazadas y los informes de seguimiento ambiental y social suspendidos”, denunció Forest Peoples Programme.

EFE

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.