Evo Morales dice que el «plan» de la derecha peruana y boliviana está centrado en él: «Quieren detenerme»

Tras volver a ignorar citación a declarar por investigación seguida en Perú por supuesto «atentado contra la integridad nacional».


Evo Morales, expresidente de Bolivia, dijo en que el plan de la “derecha peruana y boliviana” es detenerlo y perseguirlo para “ocultar masacres” en Perú, tras volver a ignorar una citación a declarar dentro de una investigación que se le sigue por supuesto “atentado contra la integridad nacional”.

Morales (2006-2019) sostuvo que “gracias a las publicaciones de algunos medios y periodistas” que, a su juicio, “apoyaron e incluso fueron parte” del gobierno transitorio de Jeanine Áñez pudo confirmar que “el plan de la derecha es detener a Evo”, tal como detuvieron al exmandatario Pedro Castillo.

“Es una persecución para ocultar masacres”, señaló Morales quien debía presentarse el miércoles a través de la plataforma virtual Google Meet a una citación de la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Puno, pero no lo hizo.

Es la segunda vez que el exmandatario boliviano no se presenta a declarar, pues en marzo pasado la Fiscalía peruana ya lo convocó y, como no acudió, su declaración se reprogramó para este miércoles 10 de mayo, a la que tampoco acudió.

MÁS INFORMACIÓN: Evo Morales volvió a arremeter en contra de la presidenta Dina Boluarte

Evo Morales señaló que se presentará ante cualquier autoridad peruana “cuando exista un gobierno democrático legal, legítimo y respetuoso de la vida” y una “justicia liberada de la opresión externa”.

El expresidente boliviano mantuvo una activa presencia en Perú, sobre todo en regiones del sur del país, durante el gobierno de Pedro Castillo con el objetivo de incentivar la integración de regiones como Puno al proyecto Runasur, la plataforma internacional de movimientos sociales e indígenas.

También estuvo activo en las redes sociales con opiniones sobre la crisis en Perú y mensajes para defender a Castillo desde su destitución por el Congreso tras intentar dar un golpe de Estado, el pasado 7 de diciembre.

Como se recuerda, el pasado 9 de enero, el Gobierno de Perú le prohibió el ingreso al país junto a otros ocho ciudadanos bolivianos, a los que acusa de haber efectuado “actividades de índole política proselitistas” que afectaron la “seguridad nacional” y el Congreso de ese país le declaró “persona non grata”. EFE

SEGUIR LEYENDO: 

José Williams confirma elección del defensor del pueblo para el jueves 18 de mayo

Jorge Luis Salas Arenas no responderá por inscripción del partido de Martín Vizcarra

Congreso: presentan mociones de interpelación contra ministros de Justicia y Energía y Minas

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.