Fallo CIJ sobre diferendo Bolivia-Chile será el lunes  
A+

SANTIAGO/LA PAZ. Bolivia espera que un dictamen de la Corte Internacional de Justicia abra una nueva etapa de negociación para un acceso soberano al mar, aunque Chile sostiene que el fallo que se conocerá la próxima semana de ninguna manera pondrá en jaque su soberanía.

El tribunal de La Haya emitirá el 1 de octubre la sentencia sobre la demanda boliviana que busca obligar a Chile a negociar una salida soberana al océano.

En una apuesta política, el presidente boliviano, Evo Morales, confirmó su asistencia a la lectura del fallo en el tribunal, acompañado de exmandatarios como Carlos Mesa y Jorge Quiroga, a quienes el jueves concedió una amnistía para que viajen y participen de un litigio con el que se busca “cerrar una herida”.

“Se trata de una causa que pone a prueba la responsabilidad compartida de dos Estados para acordar soluciones justas en el marco del derecho internacional. Bolivia tiene el mejor propósito de lograr con Chile, de buena fe, una solución duradera, sostenible y mutuamente satisfactoria”, dijo Morales en su intervención en Naciones Unidas esta semana.

Bolivia presentó en 2013 una demanda ante la corte contra Chile para conseguir un acceso soberano al océano Pacífico, el que perdió tras una guerra en el siglo XIX, cuando cedió 400 kilómetros de costa y 120,000 kilómetros cuadrados de territorio en un tratado limítrofe suscrito en 1904.

En su defensa, Chile argumenta que no está obligado a negociar con Bolivia ya que las aspiraciones de la nación altiplánica fueron zanjadas hace más de un siglo.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, admitió que entre las posibilidades del veredicto destaca que se rechace la petición de Bolivia, otra es que se acepte la petición de La Paz y que una tercera solución intermedia sería instar a las partes a negociar de buena fe, con o sin un resultado predeterminado.

ARGUMENTOS

Santiago argumenta que la nación altiplánica desea revisar la historia de la guerra del siglo XIX y el Tratado de Paz de 1904, pero La Paz afirma que durante 150 años Bolivia “ha sufrido la injusticia histórica de no tener acceso al mar”.