Fuerzas armadas de Armenia violó el alto el fuego de Azerbaiyán
A+

El 12 de julio las fuerzas armadas de Armenia violaron el alto el fuego en el territorio del distrito de Tovuz de la frontera estatal entre Azerbaiyán y Armenia. El ejército armenio inesperadamente empezó a bombardear con artillería las posiciones de las fuerzas armadas azerbaiyanas.

El ataque de la parte armenia fue suprimido por el ejército azerbaiyano con el fuego de represalia. A la hora de repeler la provocación armenia cuatro soldados azerbaiyanos cayeron muertos y algunos resultaron heridos.

PUEDES VER: La segunda ola de coronavirus podría matar a 120 mil personas en Reino Unido

El día siguiente la parte armenia continuó con el bombardeó, esa vez de los pueblos civiles. Sin embargo, se enfrentó con una respuesta decisiva por parte del ejército azerbaiyano, que resultó en la destrucción del puesto armenio de avanzadilla.

Se observa claramente que esa provocación fue iniciada deliberadamente por parte de las fuerzas armenias, con una preparación anticipada. Ya que no es la primera vez que Armenia organiza tales provocaciones, tanto en la línea de contacto de las tropas, como en la frontera estatal.

El objetivo de Armenia en realizar ese tipo de provocaciones militares es en primer lugar, desviar la atención de la comunidad mundial de la ocupación de 20 % de los territorios de Azerbaiyán y la limpieza étnica realizada contra los azerbaiyanos en esos territorios, una situación que perdura ya cerca de 30 años. Por otro lado, se intenta a sabotear el proceso ya frágil en sí de las negociaciones llevadas a cabo en el marco del Grupo de Minsk de OSCE.

Es también un acto dirigido a la audiencia interna por la grave situación económico-social y política que prevalece en Armenia que se empeoró aún más por el fracaso en el manejo de la pandemia y condujo al país al borde de la profunda crisis. Mas allá de todo esto, cometiendo tales provocaciones en la frontera, Armenia intenta involucrar a la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva al conflicto y convertir los países miembros en la herramienta de su política sucia.

El comunicado emitido por las autoridades armenias con relación al ataque de ayer es otra muestra de hipocresía. En este mensaje, se intenta lograr que la responsabilidad recaiga sobre Azerbaiyán, mientras que no hay ningún hecho que lo apruebe. Los soldados azerbaiyanos cayeron muertos y heridos en el resultado del ataque de la artillería armenia, mientras las pérdidas armenias se debieron al fuego de represalia del ejercito azerbaiyano.

Los representantes militares de varios países extranjeros serán invitados al territorio donde sucedió el ataque de las fuerzas armenias para que vean quién cometió esta provocación militar, cuáles fueron los resultados y quién es realmente responsable de agravar la situación.

Toda la responsabilidad cae en los hombros de la parte armenia. Por un lado, apelan a la comunidad internacional y piden ayuda para consolidar el alto el fuego en la línea de contacto de las tropas y, por otro lado, realizando provocaciones militares, buscan atacar el territorio de Azerbaiyán, capturar nuestras posiciones, bombardear nuestras aldeas y la población civil.

Numerosos miembros de la comunidad internacional condenan los actos provocativos de Armenia, respaldan el derecho internacional y sus principios fundamentales como la integridad territorial y la soberanía de los países, lo que demuestra la inutilidad de la política insidiosa del gobierno armenio.

Como señaló el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, Armenia seguirá recibiendo una respuesta adecuada a todas sus acciones provocativas.

“Si el bombardeo de las posiciones y los pueblos azerbaiyanos se realiza desde el territorio de Armenia, entonces obviamente estamos y seguiremos respondiendo de manera adecuada. Nuestra vocación es justa, Azerbaiyán nunca retrocederá de su posición firme”, dijo el mandatario en este sentido.

TAMBIÉN PUEDES VER: Disneylandia vuelve a cerrar su parque temático en Hong Kong por el rebrote

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.