Isabel II: sus restos descansan junto a sus padres y esposo

El féretro fue bajado a la bóveda real de la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor. Así culminan las ceremonias oficiales por la muerte de la monarca de 96 años.


El féretro con los restos de la reina Isabel II fue bajado este lunes a la bóveda real de la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor, tras la ceremonia religiosa a la que asistieron miembros de la familia real y de otras casas reales.

El ataúd de la reina Isabel llegó este lunes a su lugar de descanso final en Windsor. Así completó su largo viaje desde el Castillo de Balmoral, en Escocia, hasta Edimburgo, luego desde el Palacio de Buckingham hasta Westminster Hall y la Abadía de Westminster, y por último hasta la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor.

Miles de dolientes se volcaron las calles para presentar sus últimos respetos a la reina, después de su funeral. Luego del funeral de Estado en Westminster, al que asistieron líderes de todo el mundo, se celebró un servicio de entierro más íntimo en San Jorge.

TAMBIÉN LEE: Isabel II: Minuto a minuto cómo fue el funeral de la reina

Isabel II en la bóveda real

Al final del servicio, el ataúd de la reina se bajó a la bóveda real, lugar de descanso de muchos monarcas anteriores. Debajo de la capilla reposan los reyes Jorge III, IV y V, Guillermo IV y otros. El año pasado, el príncipe Felipe, esposo de la reina, fue enterrado allí.

EFE

Antes de eso, el rey Carlos III dio un paso adelante para poner el estandarte de la reina de la orden de Guardias Granaderos de la Monarca sobre su ataúd.

El ataúd de la reina será trasladado a la capilla conmemorativa del rey Jorge VI, donde se unirá al de sus padres, el rey Jorge VI y la reina Isabel I, la reina Madre.

Después, el Lord Chambelán, el cargo más alto de la Casa Real, rompió la vara de Mando de la reina Isabel y la colocó sobre el ataúd. Esta acción ceremonial de partir el fino bastón crea simetría con los tres Instrumentos de Estado que han sido retirados, según el Palacio de Buckingham.

Mientras el ataúd de la reina bajaba a la bóveda, el decano de Windsor pronunció un salmo, antes de que el rey de Armas Principal de la Jarretera pronunciara los nombres y títulos de la reina. Así concluyeron las ceremonias públicas en su honor.

TAMBIÉN LEE: La espera para acceder a capilla ardiente de Isabel II supera las 24 horas

Descansa junto a su esposo

Sin embargo, la bóveda no será su lugar de descanso final. Está previsto que en la noche de este lunes se celebre un entierro privado para la familia real. Allí la reina será trasladada a la capilla del rey Jorge VI. Luego, el ataúd de la reina se unirá a los de sus padres, el rey Jorge VI y la reina Isabel, la reina Madre.

El ataúd del príncipe Felipe también será trasladado, para que la reina descanse junto a su amado esposo de 73 años.

Aunque la capilla está cerrada para la ceremonia privada, está abierta al público. De esa forma, los británicos pueden visitar el lugar de descanso final de la reina y presentar sus respetos.

TE PUEDE INTERESAR:


Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.