Isabel y Trump homenajean a veteranos de Normandía
La reina y el mandatario estadounidense ayer en solemne ceremonia.
A+

PORTSMOUTH (R. UNIDO) .- Alrededor de 300 veteranos de la II Guerra Mundial fueron homenajeados en Portsmouth, al sur de Inglaterra, en el acto de conmemoración del 75 aniversario
del desembarco de Normandía, al que asistieron la reina Isabel II y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La ceremonia tuvo lugar ayer en la gran explanada de césped del Southsea Common de Portsmouth, ciudad portuaria que fue uno de los puntos de embarque clave para muchos de los barcos militares de los aliados en la jornada histórica conocida como «Día D». Durante el evento, también estuvieron presentes la primera ministra británica, Theresa May, el príncipe Carlos y varios jefes
de Estado y de Gobierno, entre ellos, el presidente francés, Emmanuel Macron; la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Setenta y cinco años después de que las tropas aliadas lucharan codo con codo en la batalla de Normandía (6 junio-25 agosto, 1944) para liberar a los territorios de la Europa occidental ocupados por la Alemania nazi, aquellos soldados que dieron su vida en las playas y confines de la ciudad francesa fueron aclamados en Portsmouth por la valentía y el sacrificio que mostraron entonces.
Todos ellos forman parte de la narrativa universal contemporánea y, si no fuera por su entrega en esta histórica operación militar, el desenlace de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) podría haber sido muy diferente del que se recuerda hoy día.

Minutos antes de que comenzara la ceremonia, algunos veteranos de guerra británicos, que ahora tienen más de 90 años, compartieron con los medios de comunicación internacionales sus experiencias sobre uno de los mayores conflictos bélicos de la historia. En el transcurso de la jornada, la orquesta Tri-Service, dirigida por el Teniente Coronel Kevin Roberts y compuesta por músicos militares, fue la encargada de acompañar una velada llena de recuerdos, reflexiones y testimonios de los supervivientes de aquel desembarco que dejo más de 4.300 víctimas (muertos, heridos y desaparecidos) en el bando aliado.

EL COMIENZO DEL FIN
Al final del Día D, los aliados habían establecido un punto de apoyo en Francia y, en once meses, la Alemania nazi fue derrotada, haciendo que la vida y el servicio de los más de 75.000 británicos,
canadienses y demás tropas de la Commonwealth, junto a las fuerzas estadounidenses y las de la resistencia francesa merecieran la pena.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales deFacebook y Twitter.