Oposición y oficialismo se juntan

Johnson sufre un duro revés en el Parlamento

El grupo de conservadores rebeldes que se enfrenta al primer ministro corren ahoras el riesgo de ser expulsados de la formación.

Johnson sufre un duro revés en el Parlamento
Nuevo primer ministro británico, Boris Johnson, habla ayer ante Downing Street 10, en Londres.
  • Fecha Miércoles 4 de Septiembre del 2019
  • Fecha 4:40 am

Una alianza de legisladores de varios partidos derrotó el martes al primer ministro Boris Johnson en el Parlamento, con lo que intentan evitar que saque a Gran Bretaña de la Unión Europea sin un acuerdo de divorcio, lo que provocó que el primer ministro anunciara que buscaría inmediatamente una elección anticipada.

Los legisladores votaron 328 a 301 a favor de una moción presentada por los partidos de oposición y legisladores rebeldes en el partido de Johnson, quien había advertido que los expulsaría del Partido Conservador si desafiaban al gobierno.

Johnson utilizó todas las estratagemas legales y parlamentarias a su alcance para intentar evitar que el Parlamento pudiera imponer un nuevo aplazamiento del brexit.

No dejó de insinuar, sin ninguna evidencia, que estaba a punto de alcanzar un acuerdo con la UE. Forzó a la reina a imponer una suspensión de la actividad parlamentaria de cinco semanas para dejar sin tiempo a sus detractores.

Advirtió que expulsará del grupo parlamentario a los diputados conservadores que se sumen a la rebelión. Y finalmente, amenazó con adelantar las elecciones generales.

Más de tres años después de que Reino Unido votara en favor de dejar la Unión Europea en un referendo, el resultado de la crisis del brexit sigue siendo incierto con un rango de opciones que van desde un divorcio caótico a abandonar la iniciativa por completo.

La victoria del martes es el primer obstáculo para los legisladores que, después de haber logrado hacerse con el control de los asuntos parlamentarios, buscarán el miércoles aprobar una ley que obligue a Johnson a pedir a la UE que retrase el brexit hasta el 31 de enero, a menos que haya un acuerdo aprobado previamente por el Parlamento.

Los rebeldes conservadores que ahora enfrentan la expulsión del partido incluyen a Nicholas Soames, nieto del líder británico de la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill; y dos exministros de finanzas: Philip Hammond y Kenneth Clarke.

“No quiero una elección, pero si los parlamentarios votan mañana para detener las negociaciones y obligar a otro retraso inútil del brexit, posiblemente por años, entonces esa sería la única forma de solucionar esto”, dijo Johnson al Parlamento después de la votación.

En un enfrentamiento histórico entre el primer ministro y el Parlamento, los opositores a Johnson dijeron que querían evitar que juegue a la ruleta rusa con un país que alguna vez se promocionó como un pilar de la estabilidad económica y política de Occidente.

Argumentan que nada puede justificar el riesgo de un brexit “sin acuerdo” que cortaría los lazos económicos de la noche a la mañana con el mayor mercado de exportación de Gran Bretaña e inevitablemente traería una gran sacudida económica.

LÍDER DE LA REVUELTA

Kenneth Clarke, el veterano diputado conservador que ostenta el título de “padre del Parlamento” fue demoledor: “La estrategia del primer ministro resulta obvia. Quiere fijar a la UE unas condiciones imposibles para atribuirle la mayor parte de culpa del fracaso de la negociación. Y luego quiere celebrar unas elecciones generales lo antes posible, antes de que las consecuencias negativas de un brexit sin acuerdo resulten evidentes”.

NO RETROCEDE

“Nunca aceptaré otro retraso del brexit. Nos iremos el 31 de octubre, sea como sea, con o sin acuerdo.

Nunca entregaré el control de la capacidad negociadora del Reino Unido”, había afirmado el primer ministro Boris Johnson al principio de su vehemente intervención.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
Disturbios en Chile: incendian edificio del diario ‘El Mercurio’

Disturbios en Chile: incendian edificio del diario ‘El Mercurio’