Juncker y May conversan hoy acerca del «Brexit»
A+

La primera ministra británica, Theresa May, viajará a Bruselas el miércoles para mantener más conversaciones con funcionarios de la Unión Europea, como parte de un nuevo intento por lograr la aprobación del Parlamento británico a su acuerdo del Brexit.

Las reuniones entre responsables de la UE y Reino Unido en los últimos días todavía no han producido avances después de que el Parlamento de Londres votó en contra del acuerdo que May alcanzó con Bruselas en noviembre.

El principal escollo es la denominada salvaguarda irlandesa, un mecanismo de seguridad para evitar la vuelta a una frontera física entre Irlanda, que es miembro de la UE, y la provincia británica de Irlanda del Norte.

“Los 27 (integrantes) de la UE no reabrirán el acuerdo de salida, no podemos aceptar un límite temporal a la salvaguarda o una cláusula de salida unilateral”, dijo Margaritis Schinas, portavoz del brazo ejecutivo de la UE, la Comisión Europea.

“Esta semana se mantendrán más conversaciones para ver si se puede encontrar un camino que tenga el mayor apoyo posible en el Parlamento británico y respete las líneas maestras del acuerdo con el Consejo Europeo”, dijo en conferencia de prensa.

“Estamos escuchando y trabajando con el Gobierno británico para ver cómo podemos trabajar para una retirada ordenada de Reino Unido de la UE el 29 de marzo”, dijo.

El ministro británico del Brexit, Stephen Barclay, también estará en Bruselas esta semana para hablar con el negociador del bloque para el Brexit, Michel Barnier.

La UE dice que la salvaguarda es esencial para la paz y la prosperidad en la isla de Irlanda. Sin embargo, existe una férrea oposición en Londres, donde los críticos euro escépticos temen que pueda atrapar al país en las normas de la UE indefinidamente, menoscabando la promesa del Brexit de perseguir una política comercial global independiente.

Impasse Político:El negociador jefe de la Unión Europea para el brexit, Michel Barnier, aseguró ayer estar «muy preocupado por el impasse político» para la ratificación por parte del Reino Unido del acuerdo sobre su salida de la Unión Europea (UE) y subrayó que «se negoció con el Reino Unido, no contra el Reino Unido».

Barnier compareció en el Congreso de los diputados español para explicar que, pese al bloqueo de la negociación, los plazos para la salida de ese país siguen corriendo y la UE avanza en sus planes de contingencia por si finalmente no se logra un acuerdo antes del próximo 29 de marzo y se impone el «brexit duro».

Puede encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.