Así fue el último debate entre Donald Trump y Joe Biden antes de las elecciones del próximo 3 de noviembre | RESUMEN
A+

Al inicio del último debate entre el presidente Donald Trump y el aspirante democráta Joe Biden, el mandatario estadounidense insistió en que habrá una vacuna contra el (coronavirus) Covid-19 «en cuestión de semanas».

«Creo que (habrá una vacuna) dentro de semanas, y será distribuida muy rápido», indicó Trump, quien interpelado por la moderadora sobre cuál será la farmacéutica que lo conseguirá, dijo: «Johnson&Johnson lo está haciendo muy bien, Moderna lo está haciendo muy bien, Pfizer lo está haciendo muy bien».

Por su parte, Biden recordó que hay unos 220 mil estadounidenses muertos por la Covid-19, por lo que, según consideró, «cualquier que sea responsable de tantas muertes no debería permanecer como presidente de los Estados Unidos».

Trump defendió su manejo de la pandemia y afirmó que lo peor ya había pasado. También reprochó a su contendor de querer mantener el país cerrado. «La gente está perdiendo su trabajo. Se están suicidando, hay niveles de depresión, abuso de sustancias que son gigantes. La cura no puede ser peor que el problema en sí mismo», expresó.

El demócrata, en tanto, se mostró a favor de decretar confinamientos basados en tasas de contagios.

En cuanto a los intentos de Rusia e Irán de influir en las elecciones del próximo 3 de noviembre, el candidato demócrata dijo que cualquier persona que intervenga en los comicios «va a pagar por ello», «porque están interfiriendo en la soberanía» de EE.UU., y criticó a Trump por no tomar acciones al respecto.

El republicano, por su parte, acusó a Biden de «recibir USD 3,5 millones de Rusia», a través de sus vínculos con la Alcaldía de Moscú, al tiempo que aseguró que «nadie es más duro» con Moscú que él.

Sobre la migración, Donald Trump afirmó que «nosotros dejamos que la gente entre, pero legalmente», y subrayó que los «coyotes y carteles» son los que meten a los niños por las fronteras, a lo que el exvicepresidente de Barack Obama reprochó que «es criminal» que se les haya arrebatado los niños a sus padres.

Joe Biden agregó que, en sus primeros 100 días de mandato, enviará al Congreso un proyecto para legalizar a «11 millones de indocumentados». «A todos los dreamers se les va a colocar un camino a la ciudadanía», remarcó.

Al ser preguntados por el problema del racismo, Biden señaló que «tenemos que proveer oportunidades económicas, acceso y oportunidades y escolaridad»; mientras que Trump aseveró que «nadie, tal vez con la excepción de Abraham Lincoln, ha hecho más por la comunidad afroamericana» que él. «Soy la persona menos racista en este lugar», apostilló.

Por último, el presidente de Estados Unidos sostuvo que «estamos en camino al éxito», a la vez que advirtió que Biden quiere poner más impuestos, lo que, dijo, causará una «depresión como nunca se ha visto».

A su turno, el exvicepresidente prometió «darle esperanza» al pueblo estadounidense, puesto que, anotó, creará millones de nuevos empleos.

INFORMACIÓN PREVIA

El debate de este jueves en Nashville (Tennessee) será el último cara a cara entre el presidente de EE.UU., Donald Trump, y el aspirante demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, antes de las elecciones del próximo 3 de noviembre.

Esta es la segunda vez que la Universidad de Belmont, en Nashville, un centro privado cristiano, acoge un debate presidencial después del celebrado en 2008 entre el demócrata Barack Obama y el republicano John McCaine.

La moderadora del debate será Kristen Welker, periodista del canal de televisión NBC News.

El cara a cara comenzará a las 20.00 hora local (01.00 GMT del viernes) en el Curb Event Center de la universidad y durará 90 minutos.

Estas son algunas de sus claves:

NUEVAS REGLAS ANTICAOS

La Comisión de los Debates Presidenciales, el órgano organizador no partidista, anunció esta semana un nuevo protocolo para que no se repitan las escenas del primer debate del pasado 29 de septiembre en Cleveland (Ohio), marcado por las numerosas interrupciones, lo que impidió que se abordaran a fondo los temas de interés para los votantes.

La mayor novedad es que se apagarán los micrófonos en algunas partes.

En concreto, al principio de cada uno de los seis bloques de 15 minutos que dividirán el encuentro, los candidatos tendrán dos minutos cada uno para presentar sus ideas de manera ininterrumpida.

Serán en esos dos minutos iniciales cuando el micrófono del aspirante que no esté hablando será silenciado para garantizar que el otro pueda hablar sin interrupciones.

En el tiempo restante de cada uno de los segmentos ambos micrófonos estarán abiertos, aunque la Comisión ha señalado que «su esperanza es que los candidatos sean respetuosos con el tiempo del otro».

TEMAS OFICIALES Y OFICIOSOS

Los temas anunciados que se abordarán en cada bloque serán la lucha contra la pandemia, las familias estadounidenses, la seguridad nacional, el liderazgo, la crisis climática y la raza.

Pese a estos asuntos fijados, es muy probable que los candidatos se enzarcen en la polémica por el proceso de confirmación en el Senado de la nominada por Trump para el Supremo, la jueza Amy Coney Barrett.

Biden ha anunciado su voluntad de crear un comisión de académicos bipartidista para estudiar una reforma de la justicia, si es elegido presidente.

Asimismo, sobrevolará el debate las revelaciones del director de la Inteligencia Nacional de EE.UU., John Ratcliffe, quien alertó el miércoles de que Irán y Rusia han obtenido información de votantes estadounidenses y que están tratando de interferir en los comicios.

Según Ratcliffe, tanto Rusia como Irán han accedido a datos de votantes estadounidenses, una información que Teherán ya habría usado para perjudicar a Trump.

Es posible que el presidente saque, por otro lado, a colación los artículos publicados en los últimos días por el tabloide New York Post sobre una serie de correos electrónicos y otros materiales digitales recuperados de un ordenador portátil que supuestamente pertenecía a Hunter Biden.

Una copia de ese material fue facilitada al diario neoyorquino por el exalcalde de Nueva York y abogado de Trump, Rudy Giuliani.

De acuerdo a estos, cuando su padre aún era vicepresidente de EE.UU., Hunter Biden le presentó a un ejecutivo de la firma de gas natural ucraniana Burisma Holdings, que estaba siendo investigada por el entonces fiscal general de Ucrania, Víktor Shokin (2015-2016).

MEDIDAS PARA EVITAR CONTAGIOS

El uso de mascarilla facial será obligatorio para todo el público del debate y aquel que no la lleve será expulsado, a diferencia del debate en Cleveland, donde la mayor parte de invitados de Trump no la llevaba.

Dos días después el presidente anunció que había contraído la COVID-19, junto a su esposa, Melania, aunque no se sabe en qué circunstancias se contagió, lo que ocasionó la cancelación del segundo debate que debería haber mantenido con Biden el pasado 15 de octubre en Miami.

En paralelo, la organización lleva practicando tests desde el fin de semana a los periodistas y voluntarios que han ido llegando estos días a Nashville para el evento, y este jueves se espera que se sometan a la prueba los invitados por los candidatos y los propios aspirantes.

SEGURIDAD Y PROTESTAS

Las medidas de seguridad son intensas en Nashville, con numerosos controles y cierres de calles en las inmediaciones de la Universidad de Belmont.

Aun así, se esperan varias protestas en las inmediaciones del centro.

Para esta tarde hay convocadas concentraciones contra el racismo y contra la nominación de Barrett en los alrededores de la universidad.

Mientras, desde la tarde del miércoles, avionetas con pancartas antiaborto han estado sobrevolando los alrededores del centro.

CON INFORMACIÓN DE EFE

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.