Líder supremo de Irán despide a Soleimani
A+

El líder supremo de Irán sollozó el lunes frente a cientos de miles de personas que salieron a las calles de Teherán para el funeral del comandante militar Qassem Soleimani, que murió en un ataque con drones ordenado por el presidente Estados Unidos, Donald Trump.

Mientras los ataúdes de Soleimani y del líder de la milicia iraquí, Abu Mahdi al-Muhandis -que también falleció en el ataque del viernes en Bagdad- pasaban sobre las cabezas de numerosos dolientes, el sucesor del comandante iraní prometió expulsar a las fuerzas estadounidenses de la región como represalia.

La muerte de Soleimani -a cargo de la estrategia de Irán para extender su influencia en Oriente Medio- despertó el temor de la comunidad internacional por sus posibles repercusiones en la región.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, advirtió que las tensiones geopolíticas se encuentran en su mayor nivel de este siglo.

El general Esmail Ghaani, el nuevo comandante de las Fuerzas Quds -la unidad en el exterior de las Guardias Revolucionarias- prometió “continuar con la causa mártir de Soleimani con tanta firmeza como antes, y con la ayuda de Alá, responder a su martirio expulsando a Estados Unidos de la región”.

Irán, ubicada a la entrada de la ruta marítima del petróleo en Oriente Medio, tiene numerosas organizaciones afiliadas en la región mediante las cuales podría actuar.

El alcance de la multitud en Teherán, que según medios estatales llegó a millones de personas, se asemejaba a las aglomeraciones vistas en 1989 para el funeral del fundador de la república islámica, el ayatolá Ruholá Jomeini.

Soleimani era considerado un héroe por un muchos iraníes, incluso para quienes no se consideran partidarios del sistema de gobierno clerical del país.
Imágenes aéreas mostraban a carreteras y calles colmadas de personas, muchas de las cuales coreaban “muerte a Estados Unidos”, en una poco habitual muestra de unidad que será bien acogida por el gobierno luego de unas letales protestas en noviembre.

El lunes en Teherán, la procesión para despedir a Soleimani fue encabezada por el líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, quien sollozó mientras dirigía las plegarias.

ADVERTENCIA DE TRUMP

Trump dijo que Estados Unidos había identificado 52 objetivos iraníes, incluyendo sitios de patrimonio cultural, que podrían ser atacados si la república islámica impacta algunos de sus intereses o ciudadanos.

Funcionarios de la Casa Blanca intentaron desestimar la referencia del mandatario al patrimonio cultural.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.