Lula se pronuncia en contra de los antivacunas

En la campaña se subrayó que recibir la vacuna es un «gesto responsable» con la sociedad.


El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, de 77 años, recibió una quinta dosis de la vacuna contra la COVID-19 en el inicio de una nueva y vasta campaña de inmunización, e instó al país a “dejar atrás el negacionismo”.

La vacuna le fue aplicada por el vicepresidente, Geraldo Alckmin, médico de profesión, en un acto celebrado en la localidad de Guará, vecina a Brasilia, donde el Gobierno comenzó la nueva campaña, que atenderá inicialmente a mayores de 70 años.

En esta campaña serán usadas vacunas bivalentes, que ofrecen una mayor protección contra las más recientes variantes del virus, que llegó a Brasil hace ahora tres años y, según datos oficiales, hasta hoy ha dejado casi 699,000 muertes y 37 millones de contagios.

MÁS INFORMACIÓN: Ucrania derribó 11 drones kamikaze de origen iraní

Entre los objetivos del Gobierno están las personas que aún no han completado la pauta de vacunación, pues se ha comprobado que menos del 50 % de los 210 millones de brasileños cuenta con las tres dosis que, según el Ministerio de Salud, es lo que garantiza los niveles de protección “mínimos requeridos”.

“Este gesto es para decir que habrá vacunas para todos, pero más importante que eso es que todos entiendan que tomar la vacuna es la única garantía que existe para no morir por falta de responsabilidad”, declaró el mandatario.

SEGUIR LEYENDO: 

Ucrania derribó 11 drones kamikaze de origen iraní 

México: protestas en CDMX contra reformas electorales de AMLO 

Repudian dictadura en Nicaragua 

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.