Nagasaki: supervivientes de bombardeo esperan ser los últimos en sufrir un arma nuclear

A 77 años de la detonación del 'Fat Man', incluyendo Hiroshima, unas 400,000 personas perdieron la vida en ambas ciudades hasta la actualidad.

Nagasaki, situada al sur de Japón, fue la segunda ciudad en ser bombardeada con armas nucleares el 9 de agosto de 1945. Este lunes se recuerda la trágica fecha con la preocupación de sus supervivientes por la guerra de Ucrania y el deseo de ser los últimos en sufrir este destino.

Los «hibakusha» -supervivientes de la bomba atómica- tienen ahora al menos 77 años y, tras sobrevivir a los estragos de la guerra y radiación, observan la invasión rusa de Ucrania el pasado febrero y la amenaza de un posible ataque atómico.

«Lo más preocupante de la guerra en Ucrania es la posible utilización de armas nucleares. Ya no es como antiguamente, ahora son mucho más sofisticadas y me preocupa pensar cómo la situación podría escalar», explica Mise Seiichiro, un superviviente de 85 años, que se encontraba a 3,6 km del hipocentro de la explosión.

«Ellos están sufriendo lo mismo que pasamos nosotros (…) Ahora los niños se preguntan sobre sus vacaciones de verano tras la vuelta al colegio. Entonces, estábamos contentos de ver a nuestros amigos con vida», agregó entre lágrimas, pues él sobrevivió al bombardeo por encontrarse de viaje.

TAMBIÉN LEE: Rusia acusa a Ucrania de bombardeo a central nuclear y advierte respuestas catastróficas

El alcalde de Nagasaki, Tomihisa Taue, también observa estos comentarios con preocupación.

«Tener armas nucleares supone un riesgo. Siempre estamos rodeados por este riesgo, y aunque se está avisando a las generaciones futuras, este mensaje no ha llegado a todo el mundo», advierte Taue.

Desde 1945

Nagasaki lleva a cabo actividades para la «educación por la paz», especialmente en la escuela primaria de Shiroyama, ubicada a 500 metros del hipocentro de la devastadora explosión, un edificio que quedó en ruinas y donde murieron 139 profesores y alumnos.

El 9 de agosto, la bomba «Fat Man» fue arrojada sobre Nagasaki. Explotó a las 11:02 a.m. a unos 470 metros de altura, con una detonación equivalente a 21 kilotones de TNT y dejó más del 40 % de la ciudad destruida.

Se calcula que unas 40,000 personas murieron en el momento del bombardeo atómico y la cifra se elevaría a más de 70,000 en los meses siguientes. Incluyendo el bombardeo de Hiroshima el 6 de agosto, unas 400,000 personas perdieron la vida en ambas ciudades hasta la actualidad.

Con información de EFE.

TE PUEDE INTERESAR:

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.