Pandemia no paraliza la deforestación
Foto: EFE
A+

La organización ecologista Greenpeace difundió su informe anual de deforestación en el norte argentino, en el cual advierte que, a pesar de las restricciones impuestas por la pandemia de la covid-19, en 2020 la deforestación fue superior al año anterior.

Durante 2020, la pérdida de bosques nativos en el norte de Argentina fue de 114,716 hectáreas, al considerar las provincias de Santiago del Estero (32,776 hectáreas), Jujuy (30,071 hectáreas), Salta (20,962 hectáreas), Formosa (17,779 hectáreas) y Chaco (13,128 hectáreas).

MONITOREO

Cerca del 80 % de los desmontes se concentran en el norte del país, donde Greenpeace desarrolla el monitoreo de la deforestación mediante la comparación de imágenes satelitales.

Durante 2019, reveló que la superficie desmontada había alcanzado 80,938 hectáreas en cuatro provincias: Santiago del Estero (25,513 hectáreas), Formosa (23,521 hectáreas), Chaco (17,240 hectáreas) y Salta (14,664 hectáreas).

“A pesar de las restricciones impuestas por la pandemia de covid-19, durante 2020 la deforestación en esas cuatro provincias fue levemente superior al año anterior”, advierte el informe.

PUEDES VER| Aprueban legalidad de juicio político a Trump

INCORPORACIÓN

De hecho, el monitoreo de 2020 incorpora a la provincia de Jujuy por los importantes incendios forestales que sufrió durante el año, que afectaron severamente al Parque Nacional Calilegua.

En 2021 la deforestación no cede: “Es muy preocupante que el gobierno de Salta en apenas un mes esté por aprobar desmontes por más de 28 mil hectáreas, una superficie superior a todo lo que se desmontó el año pasado en esa provincia”, advierte Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace, en un comunicado.

ROL CLAVE

La conservación de bosques juega un rol clave en la mitigación del cambio climático.

La deforestación en 2020 generó emisiones por 20’922,835.07 de toneladas de CO2 en las provincias de Santiago del Estero, Salta, Formosa y Chaco; lo que equivale a la emisión producida por unos 4.48 millones de vehículos en circulación durante un año, según advierte Greenpeace.

PUEDES VER| Más de tres millones de casos en España

CONSECUENCIAS

Para la organización, las principales causas de la pérdida de bosques nativos son el avance de la frontera agropecuaria (para ganadería y soja transgénica) y los incendios forestales.

“Estamos ante una emergencia sanitaria, climática y de biodiversidad. Más deforestación significa más cambio climático, más inundaciones, más desalojos de comunidades campesinas e indígenas, más desaparición de especies en peligro de extinción y más enfermedades”, señala Giardini en el informe.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.