Y ABOGA POR ELLOS EN SU HOMILÍA

Papa Francisco ofrece misa especial para los migrantes

El Sumo Pontífice señala que si bien el temor a los migrantes es “legítimo”, se convierte en un pecado si eso provoca hostilidad.

  • Fecha Lunes 15 de Enero del 2018
  • Fecha 12:00 am



ROMA.- El Papa Francisco dijo el domingo que si bien el temor a los migrantes es “legítimo”, se convierte en un pecado si eso provoca hostilidad. Francisco invitó a migrantes, refugiados, solicitantes de asilo, inmigrantes recién llegados y familias inmigrantes de 49 países de segunda generación a una misa especial en la Basílica de San Pedro del Vaticano. Los inmigrantes deben “conocer y respetar las leyes, la cultura y las tradiciones de los países que los aceptan”, dijo el Pontífice. Agregó que a su vez las comunidades “deben abrirse sin prejuicio a la rica diversidad, deben entender las esperanzas y el potencial de los recién llegados, así como sus temores y sus vulnerabilidades”. Añadió que “no es fácil entrar en otra cultura, ponerse en los zapatos de gente que es tan diferente a nosotros, entender sus pensamientos y sus experiencias”.

TEMOR Y DISCRIMINACIÓN

Como resultado, expresó el Papa, “en ocasiones nos negamos a contactar al otro y tendemos a erigir barreras para defendernos. Las comunidades tienden a temer que los extranjeros van a perturbar el orden establecido, que se van a robar algo que los demás han pasado trabajo erigiendo”. Al mismo tiempo, advirtió, los extranjeros tienen sus propios temores: “a la confrontación, a ser despreciados, a la discriminación, al fracaso”.

TEMOR LEGÍTIMO

“Estos temores son legítimos, basados en reservas totalmente comprensibles desde el punto de vista humano”, dijo el Papa. “Tener dudas y temores no es pecado”, aseveró. “El pecado es permitir que estos temores afecten nuestra respuesta”.








Top
“Moqueguanos” pierden poder en el Ejército

“Moqueguanos” pierden poder en el Ejército