Policía israelí no investigó 55 muertes de palestinos a manos de soldados
A+

La Policía Militar israelí no investigó 55 casos de muertes de palestinos en territorio ocupado a manos de soldados israelíes en 2015. La ONG israelí Yesh Din denunció hoy que en total 99 murieron por disparos de las fuerzas armadas israelíes en Cisjordania y otros 17 en Jerusalén Este.

«Aunque muchas de las muertes de palestinos ocurrieron en el contexto de la ola de violencia que comenzó en Cisjordania ese año, el hecho de que en 55 incidentes se consideró que no era necesaria una investigación criminal levanta serias dudas sobre la implementación de la política declarada por Israel de investigar la muerte de civiles», apuntó Yesh Din en un informe presentado hoy.

Según este estudio sobre la aplicación de la ley en el territorio palestino, la Policía Militar inició 186 investigaciones sobre posibles casos de delitos cometidos por los soldados contra palestinos, de los que 120 fueron cerrados y siete derivaron en la toma de medidas disciplinarias.

De acuerdo a los datos que maneja la organización, se llevaron a cabo 27 investigaciones sobre muertes de palestinos a manos de los soldados, 21 en Cisjordania y 6 en Gaza, aunque en 2015 un total de 116 palestinos murieron por disparos de efectivos israelíes.

En ese período, la Policía Militar presentó 15 acusaciones contra uniformados que operaban en territorio palestino, pero solo cuatro de ellas correspondían a incidentes de ese año.

«Al abstenerse de investigar, la abogacía general militar, de hecho, declara que disparar a matar es una respuesta legítima a estos incidentes y que considera las alteraciones del orden público (incluidas las graves) como casi indistinguibles del combate», criticó la organización.

Además, señaló que el Ejército desconoce el número de denuncias presentadas por los palestinos «a pesar de las órdenes, los procedimientos y las instrucciones que obligan a la Policía Militar a notificar los casos de sospecha de violación del derecho internacional por parte de los soldados».

«Es un indicador de la incapacidad de todo el sistema militar y su falta de voluntad de usar los procedimientos penales para hacer frente a una conducta ilícita», concluye Yesh Din.

Acusan a Yesh Din de «tergiversar los hechos»

Consultado por Efe sobre el informe, un portavoz del Ejército defendió que el «sistema militar de la institución opera de manera profesional, eficaz e imparcial» y que la fuerza armada «está comprometida con el Estado de derecho en todos los aspectos de sus operaciones».

«Los incidentes excepcionales se revisan rápidamente y se examinan a fondo. Cada caso en el que hay sospechas fundadas sobre conducta criminal es investigado», afirmó y acusó a Yesh Din de «tergiversar los hechos», presentar los casos de «atacantes armados» como «incidentes en los que murieron civiles palestinos» y dar datos erróneos. EFE