Portugal reabre discotecas y elimina el certificado sanitario en restaurantes
A+

Ante el avance de la vacunación, Portugal alivia las restricciones impuestas por la pandemia, se prepara para reabrir bares y discotecas y eliminar la exigencia del certificado COVID-19 para entrar en restaurantes o alojarse en establecimientos hoteleros.

El primer ministro de Portugal, António Costa, anunció este jueves que las nuevas medidas entrarán en vigor a partir del próximo 1 de octubre, cuando estará ya inmunizada con dos dosis el 85 % de la población.

PUEDES VER: Carles Puigdemont fue detenido en Cerdeña por caso derivado del proceso independentista

En la considerada tercera fase de desescalada lusa se levantan las restricciones horarias a los restaurantes y comercios, que también recuperarán los aforos completos. Tampoco habrá límite de asistentes en bodas y bautizos.

El certificado digital de vacunación se exigirá en viajes aéreos o marítimos, en las visitas a residencia de mayores y en los hospitales, donde se recupera la presencia de familiares para acompañar a los enfermos.

También será obligatorio en grandes eventos culturales y deportivos, cuyas condiciones serán definidas por la Dirección General de Salud (DGS) de Portugal. La mascarilla, cuyo uso es ya optativo en espacios públicos, tendrá que usarse en transportes públicos, residencias, hospitales, en las salas de espectáculos y en las grandes superficies comerciales.

PUEDES VER: Costa Rica le daría la nacionalidad a Sergio Ramírez por persecución de Daniel Ortega

Costa justificó este avance por el avance de la vacunación y la caída en la incidencia de COVID-19 -140 personas por cada 100.000 habitantes es de 140 personas- y en el índice Rt (Riesgo de transmisión) situado en el 0,81.

OTRAS MEDIDAS

El primer ministro evitó concretar si Portugal es partidario de una tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19, aunque afirmó que el país está preparado para atender las recomendaciones que la próxima semana divulgará la Agencia Europea del Medicamento sobre el tema.

No obstante, insistió en que Portugal cuenta con vacunas suficientes para una eventual tercera dosis y, por el momento, mantendrá abiertos los centros de vacunación que se utilizaron para inmunizar a la población contra la pandemia.

Además, el primer ministro hizo un llamamiento a la responsabilidad individual para combatir la pandemia en Portugal, ya que la vacunación no asegura la total inmunidad y recordó que «toda la población con menos de 12 años no está vacunada«.

En los colegios, el uso de la máscara no es obligatorio en los recreos y la Dirección General de Salud estudia la situación para emitir un nuevo paquete de medidas en los próximos días. EFE

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.